lunes, 6 de febrero de 2012

¡Y tenía corazón...!

.
Enrique Simonet: "¡Y tenía corazón!" (1.890)


No hace falta pensar mucho para entender que en nuestra lengua, como también en otros idiomas, existirían dos corazones:
1.- el uno es el organo que alojado en el pecho, se encarga de impulsar la sangre hacia las distintas partes de nuestro organismo.
2.- el otro sería un corazón espiritual, la simbólica central en la que nacen los deseos, las emociones y afectos, el lugar en el que se alojan las capacidades generadoras de nuestros motivos.

La palabra castellana corazón, como también la portuguesa coraçao, derivan y serían un aumentativo de la raíz etimológica latina "cor". Tal necesidad del aumentativo se justifica en la tendencia a relacionar esta parte del cuerpo con la generosidad en la entrega del amigo, la profundidad de los sentimientos del amante, la gallarda valentía del guerrero; y porque siempre se pensó que estas y otras virtudes eran propias del pecho que alojaba un corazón grande...

Además, de la raíz latina cor derivaron el italiano cuore, el francés coeur, el catalán cor, entre otros, pero también múltiples palabras que la contienen y engloban, a la par que se impregnan de la filosofía de su significado y de la tradición de confundir al corazón con la mente: como coraje, cordial, concordia (poner dos pareceres juntos), discordia, acordar, acordarse o recordar (nótese que esta última palabra empezó significando despertar, tal y como podemos ver en las Coplas a la Muerte de Su Padre, de Manrique):

"Recuerde el alma dormida,
avive el seso y despierte
contemplando
como se pasa la vida,
como se viene la muerte,
tan callando,
cuan presto se va el placer,
como, después de acordado,
da dolor;
como, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor"

Además, con el vocablo corazón, al completo y a lo largo de los siglos, también se construyeron numerosos dichos y expresiones que ahondaron en el simbolismo del órgano generador de buenos sentimientos, del ya que hablábamos en el inicio de este post:
EXPRESIONES CON CORAZON
- Lo digo de corazón (honestidad, sinceridad)
- No tiene corazón, es un hombre sin corazón (maldad)
- Tiene un gran corazón, es de buen corazón (buenos sentimientos, grandes valores)
- Tengo una corazonada (intuicion)
- Con todo mi corazón (fuerza, energía, empeño)
- Me duele el corazón, tengo el corazón partido (herida en el alma)
OTRAS
- El corazón de un asunto es su centro; ejemplo: la Puerta del Sol está en el corazón de Madrid (el núcleo, lo importante).
Entre otros...


Related Posts with Thumbnails