lunes, 24 de abril de 2017

Pasear miserias


Ayer, en la Pta. del Sol

-. A lo largo de los últimos 5 años se fueron jubilando médicos que, en una buena medida, NO fueron reemplazados.
-. El número de pacientes que vemos -por jornada- excede con frecuencia de los 50.
-. Los minutos que les podemos dedicar suelen estar muy POR DEBAJO del tiempo que resultaría aconsejable para no alimentar la suerte de errores y omisiones.
-. Con frecuencia NO se sustituye la ausencia de algún médico, teniendo que distribuirse su trabajo los demás compañeros del centro.
-. El salario del personal sanitario se ha visto REDUCIDO en cerca de un 30% en los últimos años.
-. Las pruebas diagnósticas se retrasan eternidades, hablar de Ecografías o de Resonancias Magnéticas puede suponer varios meses.
-. Las demás listas de espera no están mejor.

Todas estas cosas junto con algunas más y en una importante medida, es probable que se las debamos a una inadecuada gestión, junto con la marcada tendencia a rapiñar de los fondos públicos, desde una buena parte de aquellos que nos gobernaron a lo largo de las últimas décadas.

La poca ayuda que obtenemos de sus partidos de origen (los de la gaviota o los del capullo, que tanto da), la protección que suponen sus aforamientos, junto con la lentitud de la justicia a la hora de abordar estos temas, suponen auténticos lastres a la hora de intentar acabar con toda esta basura... Pero hay un aspecto que resulta particularmente dañino: el empeño -por parte de muchos- de volver a votar a los corruptos...

Por todo esto, al margen de que no sea partido de mi devoción y sin pretender entrar en si son o están todos los que son y están: aplaudo, porque cuando menos ES ALGO, la iniciativa de pasear estas miserias nuestras en un Tramabús.

Por que mientras nos pensamos si queremos cambiar algo, se nos pueden pasar generaciones...



Related Posts with Thumbnails