lunes, 13 de febrero de 2012

No son médicos

.
Leyre Pajín, ex-Ministra de Sanidad


Hoy los medios, esos que cada mañana parecen fundirse en el clamor de escándalos que con toda probabilidad se habrán olvidado mañana, recogen y hablan del falso título de Medicina de Tomás Burgos Gallego, recientemente nombrado Secretario de Estado de la Seguridad Social. Si consultamos la página Web de La Moncloa, allí tenemos acceso al Curriculum en el que se basó el Consejo de Ministros para asignarle el cargo el pasado dia 30 de diciembre de 2.011:

"TOMÁS BURGOS GALLEGO. Nacido el 21 de abril de 1962 en Valladolid, es médico y experto en gestión sanitaria. Ha sido procurador a las Cortes de Castilla y León. Diputado por Valladolid por el P. Popular al Congreso en las seis últimas Legislaturas. Ha sido portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión del Pacto de Toledo y ponente de la renovación del Pacto aprobada por el Congreso en enero de 2011. Desde octubre de 2008 es presidente de la Comisión Nacional de Seg. Social y Pensiones del P.P."

Sin embargo Tomás Burgos no es médico, todo lo más estudió algún curso de Medicina (no se especifica cuántos) como parece decir, de una manera un tanto confusa, la biografía que figura en la página Web del Ministerio de Empleo y Seguridad Social: "...tiene formación Universitaria en Medicina, por la Universidad de Valladolid..."

Por contra, los datos que figuran en la página Web del Congreso de los Diputados son más contundentes, al decirnos: "...Soltero. Medicina y Cirugía. Universidad de Valladolid...". Unas palabras que se prestan a la mala interpretación, como la que hizo el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos en España, cuando afirmó, en la edición del 11 de diciembre de su diario digital "Médicos y pacientes" que había "18 médicos en la nueva Cámara baja del parlamento". 

Es esta una evidencia más de la forma en que se cocinan las cosas en nuestro país de listillos, en el que parecen llegar más lejos aquellos que, no acabando sus estudios, se adscriben a un partido político... (Pulsa para acceder a otras evidencias) 

Finalmente volvemos a plantearnos la pregunta de siempre: "Es importante que determinados cargos políticos, como el que nos ocupa o como el de la dirección de un Ministerio de Sanidad, sean ocupados por médicos?. No bastaría con que el cargo público en cuestión se rodease de buenos asesores que lo fuesen?...". Honestamente no lo sé, pero recordaría -sirva a modo de respuesta- lo que leí recientemente de un entrevistado: "... Al igual que en el fútbol, quien soluciona un partido no es el entrenador, sino los jugadores; pero tambien es cierto que nunca se elige como entrenador de un equipo de fútbol a alguien que venga del mundo del baloncesto...".

Hace poco una resolución judicial paralizaba la instauración del Area Sanitaria Única, en la comunidad de Madrid, basándose en la irregularidad que supondría el hecho de que una persona que no fuese médico (un enfermero por ejemplo), dirigiese un Centro de Salud... ¿Con qué legitimidad puede entonces defenderse el hecho de que personas que tampoco lo son, dirijan la Seguridad Social o el Ministerio de Sanidad?.



Related Posts with Thumbnails