miércoles, 8 de diciembre de 2010

Servidumbres terapéuticas



El que alguna vez acudan pacientes con el "estoy igual que ayer", al día siguiente de haberles prescrito un tratamiento, me recuerda que aún son muchos los que no comprenden que los medicamentos, todos ellos, tienen sus servidumbres de uso, y que probablemente se espere de ellos mucho más de lo que pueden ofrecer.

El protagonista del caso que nos ocupa, por contra, parece haberlo asumido hasta un extremo que raya en una comicidad, magistralmente escenificada por la madurada profesionalidad de Anthony Hopkins.

De cualquier modo, una evidencia de que las soluciones mejoran con los años nos la brinda precisamente este ejemplo: no hace demasiados tiempo, antes de la intensa campaña de lanzamiento mundial del Sildenafilo (VIAGRA), las soluciones para la Disfunción Erectil resultaban mucho más incomodas para el usuario: recordemos las inyecciones intracavernosas de Prostaglandina E1 (Alprostadil), aún hoy una realidad, que en sus primeras administraciones, al menos, requerían la supervisión de un profesional y de altas dosis de valor y disciplina.

De las prótesis mejor ni hablamos...



Related Posts with Thumbnails