sábado, 18 de diciembre de 2010

Binomio: Responsabilidad-Salud

Responsabilidad



"Con responsabilidad ganamos en salud"... 


No cabe duda, es un precioso eslogan, aunque las circunstancias actuales le hagan resonar como un acúfeno hueco de contenidos.

Quienes en pro de mejorar el sistema apelan a la responsabilidad de los ciudadanos, no deberían invertir esfuerzos, ni tampoco medios, en desviar las intenciones de ir de un lugar congestionado a otro que no lo está en menor medida, sino trabajar para conseguir la descongestión de ambos...

Tampoco deberían, en mi opinión, minusvalorar el sentido común de los usuarios, quienes ya saben de la existencia de los Centros de Salud, de su cercanía, sus medios y también de sus circunstancias.

Por otra parte, entendiendo que lo que suele buscar el paciente es:
a/ primero un diagnóstico
b/ después un tratamiento
... se ha de presuponer que muchas veces la banalidad del proceso es una incógnita para él, hasta el momento en que accede al criterio del médico.

El Centro de Salud en el que trabajo da citas, ininterrumpidamente, cada 5 minutos. Nunca hay huecos libres, llenándose todos en los días previos... Además de atender al imposible número de usuarios que se tomaron la molestia de programar una cita con anterioridad, cada tarde acude un número indeterminado de "Sin Citas" (algunos días -de entre los más recientes y por citar cantidades que recuerdo- llegaron a ser 14, ó 17).

Casualmente hoy fui testigo de la llegada al Centro de un paciente que acudía a mi consulta. Acercándose al mostrador de administrativos:
-. Quiero ver al Dr...... ¡De Urgencia!.
-. ¿Nombre?
No hubo más preguntas... A pesar de que esta persona no presentase un aspecto o comportamiento que recordasen su supuesta condición de enfermo, fue incluido en la agenda y en una posición de privilegio, por delante de los demás, en un claro deterioro de la organización del trabajo del médico, de la consideración que merecen los usuarios que fueron previsores ó del tiempo que podrá dedicarse finalmente al cuidado de la salud de todos ellos, etc...

Las dos palabras, los dos conceptos destacados del eslogan -la responsabilidad y la salud- no pueden ir de la mano en un contexto como el que describo, en el que la brevedad impuesta al médico diluye su eficacia y la lógica responsabilidad sobre la salud del usuario.

Ruego encarecidamente a aquellos que estimaron la necesidad de una campaña publicitaria como la que nos ocupa: dirijan el punto de mira de su responsabilidad hacia los aspectos de la práctica asistencial que, sin ser relevantes para la salud, acaparan mayor cantidad de tiempo (¿burocracia?).

Quiera Dios que conozcamos pronto al iluminado capaz de ver en el tiempo lo que ahora no alcanzan a intuir: salud, satisfacción, motivación, ahorro...



Related Posts with Thumbnails