domingo, 19 de diciembre de 2010

La Vara de Asclepio

Asclepio

Desde la antigüedad la Vara de Asclepio (Esculapio para los Romanos), representa la curación de los enfermos, motivo por el que se tiene por Símbolo de la Medicina.

Se representa con una vara por la que asciende una única serpiente, enroscada.  La vara fue durante mucho tiempo el símbolo de la profesión médica y la serpiente, que muda periódicamente la piel, simboliza el rejuvenecimiento.

La Vara de Asclepio tiende a confundirse con el Caduceo de Hermes -dos serpientes rampando simétricamente alrededor de una vara coronada por dos alas-... El Caduceo de Hermes es el Símbolo del Comercio, por lo que debería ponerse especial cuidado en no equivocarlos, siendo el error harto frecuente, tal y como puede verse en la siguiente imagen.



Asclepio/Esculapio era hijo de Apolo. Desde que fue instruido por el Centauro Quirón en el dominio de este arte, se dedicó a la sanación, aunque inicialmente también a la resurrección; hasta que Plutón, Rey de los Infiernos, molesto por la reducción de llegadas a su reino, fue a quejarse ante Zeus del uso que se hacía de la serpiente. Tras escuchar la queja de Plutón, el Padre de todos los Dioses optó por prohibir y excluir de la medicina la capacidad de resurrección.


Tras análisis y reflexión, lo cierto es que la Vara de Asclepio es un símbolo con mucho sentido, aún hoy: muchos de los fármacos usados actualmente tienen su origen en las plantas (vara) o en los animales, siendo el veneno de los ofidios (serpiente) una fuente de experimentación en plena vigencia. Sirvan como ejemplo los IECAs, los fármacos más usados en el mundo para el tratamiento de la Hipertensión Arterial, cuyo descubrimiento se debe al estudio del veneno de la Jararaca o víbora lanceolada del Brasil (Bothrops jararaca).


Interconectados con la Vara de Asclepio podríamos intuir otros símbolos, con significados parejos: 
a-. El Árbol del Conocimiento, de la Ciencia, del Bien y del Mal, del Jardín del Edén, desde el que una serpiente tentó a Eva con sus frutos.
b-. El del Jardín de las Hespérides cuyas manzanas doradas otorgaban la inmortalidad. De su custodia se encargaba un híbrido serpiente/dragón de 100 cabezas (Ladón).
c-. Hasta el As de bastos, de nuestra baraja española de cuatro palos (la representación de los cuatro poderes) podría tener un paralelismo simbólico con el tema que nos ocupa hoy.

El tema tiene gran atractivo, por lo que seguiremos abordando el simbolismo médico en otros post...



Publicar un comentario en la entrada
Related Posts with Thumbnails