martes, 5 de agosto de 2014

Telefonía inmóvil

 

La paciente habia llamado para comentar con su doctora acerca de un problema con la receta electrónica, al menos así se lo había expresado a la persona de la UNAD que le había atendido al teléfono... Cuando le dijeron que su doctora habitual no estaba, que en su lugar estaba pasando consulta un suplente, solicitó poder hablar con él...

De un tiempo a esta parte no apruebo ni suelo atender llamadas telefónicas durante la consulta; el acceder a hacerlo me resulta una desconsideración para con el paciente al que estoy atendiendo físicamente, quién se vería obligado a esperar a que termine la llamada... Pero esta vez accedí:
-... ¡Buenos días doctor!
-. No, por favor, aguarde un momento: me han dicho que me van a pasar una llamada telefónica, enseguida salgo a citarles...
Una vez solo y al teléfono:
-. ¿Sí, Dígame?...
-. Hola Doctor, le llamo para pedirle que me cambie el Tryptizol que figura en mi receta electrónica. Tan sólo he de tomarlo unas semanas más y ya no necesitaré un envase tan grande (el de 60 unidades), creo que me bastará con el de 24. Proximamente tendré una consulta programada con el especialista, y es probable que me lo retire o que prescriba otra cosa...
-. Está bien, le anoto el de 24 unidades y a la vez le ruego que no utilice más esta vía para solicitar cambios en su receta electrónica. Piense que mientras hablamos por teléfono estoy haciendo esperar a un paciente, quien tiene hora en consulta... Por favor, la próxima vez pida cita y acérquese hasta el centro.
-. De acuerdo doctor, pero si es Ud. tan amable: ¿me puede añadir también una caja de Enantyum?


Nota del autor:
O regulan este asunto, el de solicitar telefónicamente modificaciones en la receta electrónica, o puede llegar a constituir un auténtico problema en el futuro...



Related Posts with Thumbnails