miércoles, 27 de agosto de 2014

No medicalices la vida




Hoy, como tantos otros días, una paciente vino en el contexto de "una urgencia/sin cita", refiriendo un malestar inespecífico tan amplio como lo que alcanza a sujetar un "no me encuentro bien"...

Tras una exploración pormenorizada que no supuso menos de media hora y que incluyó: Anamnesis, Auscultación, Temperatura, Saturación de Oxígeno, Frecuencia Cardíaca, Tensión Arterial, Electrocardiograma... Tras comprobar, finalmente, una salud a prueba de tanques: nos confiesa que poco antes de acudir al centro había discutido con su marido por asuntos relacionados con una herencia...

¡Por favor!... Un disgusto, un desamor, los nervios ante un examen, un problema con el jefe, entre otras muchas cosas: son manifestaciones de la vida que nada tienen que ver con la enfermedad: ¡no medicalicemos cualquier situación!... Somos humanos y tanto lo positivo como lo negativo forman parte de la maravillosa experiencia de vivir.



Related Posts with Thumbnails