viernes, 4 de noviembre de 2016

El peligro de los P2



Curiosa noticia que hemos podido leer en numerosos medios, en estos días:
Una treintañera a la que sometían a una intervención quirúrgica causó un incendio en el quirófano a raíz de soltar una ventosidad, según ha concluido la comisión de expertos que investigó el incidente y publica el rotativo japonés 'Asahi Shimbun'.
El suceso tuvo lugar el 15 de abril en el Hospital de la Universidad Médica de Tokio (Japón), cuando los cirujanos estaban aplicando láser en el cuello uterino de la paciente y la mujer dejó escapar una flatulencia.
Esa liberación de aire, combinada con el haz de luz, habría comenzado un fuego cuyas llamas provocaron serias quemaduras en la cintura y las piernas de la operada.
Los pedos contienen una combinación de dióxido de carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno y metano: los tres últimos gases son altamente inflamables.

Related Posts with Thumbnails