lunes, 7 de noviembre de 2011

Fibrosuyalgia

 .
Cicatriz post-intervención en Suiza, por fibromialgia

La primera vez que Josefa vino a mi consulta, lo hizo para contarme las experiencias que acababa de vivir en Suiza, país hasta el que se había desplazado en busca de un remedio, una solución un tanto desesperada para su fibromialgia.

Obviamente la cosa no le había resultado gratuita, ni tampoco barata: durante largo tiempo tuvo que ahorrar hasta reunir la cantidad de 6.000 euros, que supondrían los gastos aproximados, derivados de la intervención.

En las siguientes visitas al Centro, Josefa me hablaba del acierto que supuso la decisión de someterse a la intervención, del inmenso alivio que había traído a sus padecimientos, de que no dudaría en volver a hacerlo, ¡vaya si iría!...

Poco a poco las molestias volvieron a frecuentarla, por lo que tuvo que volver a consultar una Unidad del Dolor... Desde Suiza le hablaron de la necesidad de someterse a una segunda intervención, con el fin de consolidar los "excelentes resultados que se habían logrado con la primera"... 


Cicatriz post-intervención en Suiza, por fibromialgia

Nuevamente Josefa al ahorro y nuevamente a viajar, a cantar las excelencias de la segunda intervención para volver a quejarse, meses después y volviendo a cerrar el círculo...

Desde mi traslado a otro municipio no volví a verla, aunque recuerdo su caso con cierta frecuencia, como ejemplo que ilustra el de tantos pacientes con enfermedades crónicas y poco conocidas, en el núcleo de cuya fe encuentran un excelente caldo de cultivo las ofertas de buen número de visionarios, cuando no de charlatanes, cuyas técnicas no tienen ni aval, ni soporte científico.



Related Posts with Thumbnails