lunes, 6 de junio de 2016

Grandeza y geolocalización



Ayer los suizos votaron en contra de la propuesta popular, sometida a Referéndum, de establecer una Renta Mínima Básica de 2.300 Euros mensuales (leer noticia)... Vaya por delante que el rechazo de la cuestión no supone sorpresa en mi consideración, lo que realmente la inquieta es que llegasen siquiera a planteársela: pensar que un suizo improductivo y desocupado pueda llegar a percibir mayores ingresos mensuales que, por ejemplo, un médico español a pleno rendimiento (una elegante manera de referirnos a la explotación), cuando menos me eriza el vello.

Hace poco más de dos años ya habían rechazado también una cuestión parecida: la de establecer un Salario Mínimo mensual de 3.300 euros... (leer noticia).

Cada día tengo más claro que en este mundo LO IMPORTANTE NO ES LO QUE HACES, SINO DONDE LO HACES, y que la riqueza depende fundamentalmente del buen aprovechamiento y la adecuada gestión de los recursos.

Pensar que en este planeta una persona pueda estar ganando 10 veces más que otra que, haciendo exactamente lo mismo, se ubique a pocos kilómetros, cruzando una frontera, nos autoriza a creer que en tanto en cuanto sigan existiendo tales gradientes, mientras demos la espalda a los problemas de los demás, será justa y predecible la ósmosis que suponen las corrientes migratorias.

El que los suizos puedan plantearse tales interrogantes se debe, en definitiva, a que no sólo gestionan adecuadamente su patrimonio, así lo confirma el hecho de que pregunten a sus ciudadanos por ésta y otras cuestiones, es que además gestionan bien el que políticuchos y financieros sustraen impunemente a los demás, sus vecinos.



Related Posts with Thumbnails