domingo, 19 de septiembre de 2010

Plataforma "MIN. 5 MIN."

.
.

Han pasado años desde la creación de la plataforma 10 minutos, años de reivindicar la lógica y la dignidad de sus postulados, pero lo cierto es que no se consiguieron los objetivos propuestos entonces. Recordemoslos:

MOTIVOS DE LA MOVILIZACIÓN
• Frustración
• Desmotivación
• Expectativas no cumplidas
• Pérdida de ilusiones
• Autoestima y realización personal en peligro
FUNDAMENTALMENTE POR:
• Alta presión asistencial.
• Exceso de burocracia.
• Escasa o nula capacidad de control sobre tu trabajo.
• Sensación de ser meros expendedores de servicios sanitarios.“Sensación de abandono”
CONSECUENCIAS :
1. Para la empresa: rendimiento ineficiente “sólo se sobrevive”
2. Para el profesional: Burnout o desgaste profesional. Prisas, agobios, cansancio psico-físico, estrés, etc.
3. Para el paciente: riesgo de errores, derivaciones innecesarias, menor capacidad resolutiva

OBJETIVOS DE LA PLATAFORMA
GENERAL:
• Calidad asistencial
• Dignidad del profesional
OBJETIVOS CONCRETOS: (“planificación racional de la jornada laboral”)
• Delimitar el tiempo asistencial
• Delimitar número de pacientes
• Tiempo para tareas no asistenciales
• Tiempo adecuado por visita “10 minutos“
LOS MEDIOS PARA LOS FINES
• Aumento de recursos
• Mejora de la organización
• Medidas paliativas urgentes.

Ahora hemos retrocedido. Nos encontramos viviendo una situación que puede calificarse como de peores condiciones que las de antaño, y sufriendo el consiguiente mayor desgaste; ambas cosas, en los terminos de una negociación y como paso previo, deberían llevarnos a reconsiderar el objetivo, incluso a replantear la denominación de la plataforma.


PLATAFORMA "MíNIMO 5 MINUTOS"
Siempre decimos que tenemos 5 minutos por pacientes y no es correcto. Lo único correcto es que  originariamente nos citan a los pacientes cada cinco minutos, pero no es menos cierto que a lo largo de cada jornada surgen un número cada vez mayor de imprevistos que, una vez tenidos en cuenta a la hora de establecer la media, arrojan cifras inferiores a los 5 minutos:
-. Pacientes que intercalan entre los citados, y que vienen sin cita.
-. La actual tendencia de no reemplazar a los médicos ausentes contribuye, durante estas ausencias, a la máxima compresión de las agendas.
-. Pacientes que acuden de urgencia o a cuyos domicilios hemos de acudir por el mismo motivo y que requieren una dedicación capaz de acabar con cualquier media.
-. Ingerencias externas: llamadas desde exterior, constantes comunicaciones con enfermería...
-. La escasa calidad de los medios administrativos: impresoras que se bloquean, programas que se apagan una y otra vez y que, aún funcionando correctamente, exigen más tiempo que los anteriores (AP-MADRID), ordenadores que requieren ser reiniciados, redes que se quedan colgadas...
-. La escasa calidad de los medios diagnósticos: es muy representativo el número de esfigmomanómetros que no funcionan, de otoscopios que no resultan de ayuda... etc.
-. Las modificaciones que van sucediéndose en la agenda, el análisis de las mismas, el tener que administrar la sala de espera y establecer los turnos de entrada a la consulta.

Todas estas cosas y algunas que se quedarían en el tintero llevan, con una frecuencia muy superior a la que resultaría deseable, la media de dedicación por paciente a cifras inferiores a los cinco minutos.

No es de recibo que la "economía del tiempo" sea uno de los conceptos que cobre mayor protagonismo en la mente de quien pasa consulta, haciendo sombra -en ocasiones- a cuantos configuran la nobleza de nuestra vocación.
 

Related Posts with Thumbnails