domingo, 12 de septiembre de 2010

Pacientes que no lo son


Leo la agresión a un compañero en Baleares, por parte del hijo de la paciente a quien negó una baja, y no puedo dejar de sentir cierta inquietud al pensar en las muchas veces que he de vivir situaciones en las que la lógica, la solidaridad social o mi criterio, me invitan a sortear peticiones similares.

Cada médico tiene un porcentaje de pacientes para los que el trabajo es una maldición divina y que tratan de evitar por todos los medios y a su antojo. Sea cual sea el cupo, en todos ellos hay usuarios que coleccionan bajas de mayor o menor duración y por las causas más diversas, o que cuando menos intentan coleccionarlas.

Los límites de la enfermedad no son precisos, hay demasiada subjetividad en las más recientes definiciones de salud, es un concepto muy amplio y que tiene demasiadas fronteras... Según tal definición seríamos muchos los que vamos a trabajar enfermos...

Salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedad, según la definición de la Organización Mundial de la Salud, en su constitución de 1.946. También puede definirse como el nivel de eficacia funcional o metabólica de un organismo tanto a nivel micro (celular) como en el macro (social). El concepto salud abarca el estado biopsicosocial, los aspectos que un individuo desempeña. En 1992 un investigador agregó a la definición de la OMS: "y en armonía con el medio ambiente", ampliando así el concepto.

Por otra parte están las solicitudes mal planteadas o documentadas. Se me ocurren éstas dos que viví recientemente:
"Mi hijo fue ingresado ayer y vengo a por su baja laboral"... 
"¿Trae Ud. un certificado de Ingreso, algo que documente tal situación?"... 
"No..."

"Verá Ud. Dr., el lunes y el martes no fui a trabajar porque tuve un sangrado por la nariz, quisiera que me diera Ud. la baja desde el lunes"... 
"¿Pero como quiere Ud. que yo certifique algo que no he visto?, ¿Por qué no vino Ud. en ese momento?"...

Los pacientes, las más de las veces, no acaban viendo la lógica de tus planteamientos... Ninguno de los protagonistas de estos dos ejemplos admitió entenderlo o asumió la cuestión sin generar protestas, réplicas y crispación. En estos momentos hay demasiados derechos asumidos, pero pocos deberes percibidos...

En cuanto a la ayuda o protección que tenemos en éstas situaciones difíciles, más que proporcionarme la seguridad que se le supone como fin, me hace sentir cierta soledad ante el peligro: una ciudad de casi 400.000 habitantes, en la que ejerzo, nos proporciona un vigilante jurado que acudiría un único día a la semana, a cada uno de los Centros... Caso de necesidad se desplazaría al lugar de la agresión, aunque siempre llegaría tarde.

En fin, lo que pretendo expresar con estas líneas, en definitiva es:
1/ mi apoyo al compañero agredido.
2/ la necesidad de una más amplia protección a los facultativos y a todo el entorno laboral de los Centros de Salud y Hospitales.
3/ y, por último, que se hace necesario un mayor conocimiento de los Deberes de los usuarios del sistema, así como su exigencia.



Related Posts with Thumbnails