martes, 14 de mayo de 2013

Este cinturón no hay que apretarlo


Foto del autor


Es llamativa la fuerte vinculación existente entre la familia de los virus herpes (herpesviridae) y los reptiles... La palabra herpes ya proviene del griego ἕρπηςque significa reptar; probablemente esto sea debido a la característica diseminación de sus lesiones. El término zóster (ζωστήρ), por otra parte, recuerda la distribución metamérica de esta variante, al significar cinturón.

El herpes zóster es una enfermedad de curioso origen aunque no son menos sorprendentes las numerosas denominaciones con las que llega a conocerse por nuestra piel de toro...

ORIGEN
El origen estaría relacionado con la varicela de nuestra infancia: cuando ésta remite el organismo no elimina completamente el virus, que quedaría latente en los ganglios sensitivos del paciente, pudiendo reactivarse varias décadas después, bajo la forma del zóster. 

SINÓNIMOS
En cuanto a los nombres que recibe se ha de señalar que a este problema también se le conoce con los términos: Culebrón, Culebrilla o Fuego de San Antonio... 

Durante mi infancia recuerdo haber escuchado -en boca de mi abuela, era lo que se pensaba en la Alta Extremadura- una curiosa interpretación de la etiopatogenia de este proceso: al parecer y cuando era costumbre lavar la ropa en el río y tenderla sobre los arbustos y matorrales para su secado, una culebra podría, al pasar reptando sobre determinadas prendas (sábanas, camisas...), dejar impregnado algún veneno que posteriormente nos causaría las lesiones que caracterizan a ésta enfermedad...


Related Posts with Thumbnails