domingo, 19 de junio de 2011

Invisible prevención

-


Con una elevada frecuencia y que en cualquier caso resultaría muy superior a la deseable, debemos interrumpir la consulta para bajar a atender situaciones urgentes relacionadas con accidentes laborales. Todas ellas comparten dos condiciones que las acercan al terreno del evento indignante:
1. su aparatosidad (úlceras corneales, neumonias quimicas, heridas incisocontusas....)
2. unida al hecho de que -con relativa facilidad- hubieran podido ser evitadas.

La prevención de accidentes laborales pasa, las más de las veces, por no olvidar unas medidas sencillas y rutinarias que se bastarían -por sí solas- para reducir tales imprevistos a cifras con escasa significación estadística: hablamos del uso de guantes, de gafas de protección, de cascos y/o de arneses...etc.

Muchas veces, y es ésta una de ellas, la composición de un post se justifica en la necesidad de crear el marco necesario para exponer una instantánea más o menos agradable, ingeniosa u oportuna. Esta mañana, en los accesos de un hospital de Madrid, la facilidad que nos proporcionan los actuales teléfonos móviles me permitió captar ésta, que no dudaría en usar en una campaña de Prevención de Riesgos Laborales, con el eslógan siguiente: "Ten en cuenta los riesgos laborales, hasta el hombre invisible lo hace".



Related Posts with Thumbnails