viernes, 3 de junio de 2011

Fumar puede...

 -


Va uno a por tabaco al estanco y le dan un paquete con el mensaje: "Fumar produce impotencia".... Lo mira, lo lee, se queda pensativo y vuelve a depositarlo rápidamente sobre el mostrador diciendo: "por favor... ¿Me lo cambia por uno que produzca cáncer?".


Recientes estudios pusieron de manifiesto que, lejos de ser un mero chiste, el párrafo anterior tiene visos de aplastante realidad: los mensajes encaminados a recordarnos que el tabaco mata podrían no sólo ser inútiles, sino incluso llevar a fumar más porque, de algún modo, al consumidor le plantean un reto contra la condición de inexorable de su propia muerte.

La frase "fumar mata" es tan evidente y se le dijo tantas y tantas veces, que acabó perdiendo la capacidad que antaño pudo tener de generar sorpresa. Ahora no sólo es algo que ya saben, es además obvio, por lo que no van a dejar de hacerlo por el hecho de oirlo una vez más...

En cambio, si el mensaje es del tipo "fumar le hace poco atractivo", resulta mucho más convincente. Tal vez no sea algo que se hayan planteado hasta que no se lo han dicho, por lo que les lleva a reflexionar: ¿Por qué hace menos atractivo fumar?... ¿Será que envejece?... ¿Será que a los no fumadores no les resulta ya tan atractiva una persona que fuma?... ¿Y es verdad que huelo insoportablemente a tabaco?... ¿Y el aliento?...


Visto desde la simpleza de un fatídico resumen podríamos pensar que a los fumadores no les importa ser cadáveres... ¡Pero cadáveres atractivos, oiga!...  Aunque lo cierto es que hasta en éste, o mejor dicho: sobre todo en éste, el mundo de las sugerencias y de los consejos, son útiles aspectos como la estrategia del rodeo ó la sutileza de la seducción.


Related Posts with Thumbnails