miércoles, 30 de junio de 2010

A tus vísceras

.
.

Era estudiante de los muy primeros cursos de Medicina, en la época en la que la  asignatura de Anatomía me quitaba el sueño, cuando conocí este soneto que formaba parte de la recopilación "Las 1.000 mejores poesías de la lengua castellana". 

Estos versos, del poeta argentino Baldomero Fernández Moreno, llamaron mi atención poderosamente: tenían el toque de transgresión necesario para diferenciarse y ser recordados.


A TUS VÍSCERAS

Harto ya de alabar tu piel dorada,
tus externas y muchas perfecciones,
canto al jardín azul de tus pulmones
y a tu tráquea elegante y anillada.

Canto a tu masa intestinal rosada,
al bazo, al páncreas, a los epiplones,
al doble filtro gris de tus riñones
y a tu matriz profunda y renovada.

Canto al tuétano dulce de tus huesos,
a la linfa que embebe tus tejidos,
al acre olor orgánico que exhalas.

Quiero gastar tus vísceras a besos,
vivir dentro de tí con mis sentidos.
Yo soy un sapo negro con dos alas.


Baldomero hubiera sido un asiduo consumidor de cine gore...


Related Posts with Thumbnails