domingo, 13 de junio de 2010

Se habla del "copago"...

Si no corrigen otras cosas, "el copago" es imprescindible, no ya por castigar, desde el actual proceder, a la economía del sistema (que sí, que se la castiga, aunque el análisis de esa cuestión corresponde al prisma de otros profesionales), más bien porque como médicos no podremos soportar lo que ya tenemos, menos aún lo que nos viene.

Personalmente apruebo el mal llamado copago, porque en mi interés está el tener consultas menos estresantes y agobiantes, con más tiempo para dedicar a la medicina, la de verdad.

Copago, o lo que sea, pero algo que permita corregir nuestra realidad!. Si no instauran el copago deberían buscar otras vías de financiación para:
a.- Garantizar las sustituciones (no cargar a los médicos con las ausencias, bajas, vacantes, etc... de sus compañeros)
b.- Definir claramente qué cosas son susceptibles de ser vistas por un médico de la Seguridad Social y cuales no: cansa ver tanto lipoma subcutaneo, tanta verruga vulgar, hacer tanto certificado, tanta receta, tanto parte de confirmación semanal... etc...
c.- Definir también un máximo de consultas al día, porque acabamos viendo todo lo que viene (días hubo, aún la pasada semana, en que atendí a 2, 3 y hasta 4 enfermos en cada hueco; a tres de ellos, los "colaron" disfrazando sus "banalidades" -que lo eran- bajo el epígrafe de urgencias).
d.- Y por qué no?: también un máximo de visitas por enfermo (alguno tengo con medias de 10 visitas al mes).

Y como sé que no van a solucionar ninguno de estos puntos (a pesar de nuestras reivindicaciones no conseguimos nada, o lo conseguido contribuye a agravarlo todo -vease AP-Madrid), y en mi obligación está:
1/ Vigilar la calidad en la atención a mis pacientes.
2/ Y también cuidar -cuando menos un poco- mi salud (perseguir un medio laboral más o menos controlado, en lo que sobreaporte a mi depósito de estrés supone)

... Mi escepticismo me lleva a clamar un Sí al "copago"!

Related Posts with Thumbnails