lunes, 14 de junio de 2010

Dignificar la Visita Médica

Aplaudo la iniciativa que recogí en esta instantánea, hace algunas semanas, en el Hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata (Cáceres).

En la mayoría de las instituciones sanitarias públicas no se atiende a los Delegados de la Industria Farmacéutica con la dignidad que merecen. Las más de las veces son recibidos en pasillos, huecos de escaleras, puertas de ascensores, etc...

De alguna manera no se entiende que sea lícito que la Farmacéutica, al igual que cualquier otra industria, tenga una finalidad lucrativa (sin la cual -por otra parte- no existiría, ni con ella  ninguno de los remedios que prescribimos).

En esta relación la Administración siempre marca todas las pautas: es ella quien autoriza la comercialización de las diferentes marcas comerciales, quien fija los precios, establece el corto periodo de la protección por patente (el más corto, de lejos, considerando cualquier desarrollo industrial) y alumbra los diferentes decretos que dictan las bajadas de precios, porque siempre son bajadas (por no existir, desde hace muchos años, en el terreno del medicamento no existe ni la revisión anual del IPC).

Related Posts with Thumbnails