domingo, 12 de julio de 2015

Bares, esos lugares...




A un lado el buzón de Correos. al otro un pequeño y acristalado tablón de anuncios... En el centro la puerta que da acceso al establecimiento, elevada sobre dos escalones, protegida por la típica cortina anti-moscas y flanqueada por dos bancos de piedra, a modo de improvisada sala de espera...

A la derecha de la puerta, el cartel de la Junta de Castilla y León en el que puede leerse ¨Consultorio de Atención Primaria"... Hasta aquí todo parece normal, o cuando menos me lo parecería.

La guinda que pondría el toque de inquietud que transmite el conjunto es el cartel que corona la puerta... Las tres letras de ese ¨Bar¨ constituyen el reclamo de esta imagen y el motivo por el que la comparto con todos Uds.

Y es que en nuestra España más profunda, sobre todo en los villorios de su despoblada Castilla, pueden justificarse situaciones como la que nos muestra esta instantánea tomada en Consuegra de Murera, una pedanía del ayuntamiento de Sepúlveda, en la provincia de Segovia...

En un consultorio así no puedes dejar de imaginar al médico voceando un:
- Marchando una de ibuprofenoooo!
- Oído cocinaaaa!



Related Posts with Thumbnails