viernes, 28 de noviembre de 2014

Pocoeuristas




Esta semana, mientras esperaba para ser atendido en un concesionario en el que -por cierto- SOLO atienden previa cita, me sorprendí al leer esta información que colgaba de la pared de su sala de espera y según la cual, dicho de un modo esquemático y simplista, se deduce que el noble oficio de reparar vehículos a motor se retribuye con honorarios que pueden llegar a ser 10 veces superiores a aquellos que percibimos los que nos dedicamos al minusvalorado arte de curar a seres humanos...

Uno más del rumbo que ha tomado nuestra sociedad, en la que lo superfluo se valora más que lo fundamental... Un ejemplo que puede equipararse con el que mencionábamos en este mismo blog, hace ya algún tiempo, según el cual un tratamiento mensual con dos fármacos imprescindibles:
-. la simvastatina (para tratar el colesterol)
-. y el enalapril (fármaco para tratar la hipertensión)..
LA SUMA DE ambos fármacos constituye un tratamiento cuyo precio MENSUAL no difiere demasiado de lo que pagaríamos por un café en la barra de un bar...

Tan lamentable como real, pero el Sistema Sanitario español se apoya y sostiene, en gran medida, en los BAJOS salarios y peores condiciones laborales de sus trabajadores



Related Posts with Thumbnails