domingo, 2 de noviembre de 2014

Fumar afuera, comprar afuera...




Acabo de regresar de Centroeuropa y, como casi siempre que viajo, mi vuelta suele estar cargada de ideas y proyectos como para alimentar varios blogs... Y es que no hay nada con más capacidad para expandir la mente que un buen viaje...

... Un buen viaje que, como en esta ocasión, me llevó al epicentro del continente, en las postrimerías de la Selva Negra, lugar desde el que abarcaba la posibilidad -por cercanía- de pasear por tres países: El Suroeste de Alemania (Friburgo, Selva Negra), el Noreste de Francia (Colmar, Estrasburgo) y el Noroeste suizo (Basilea)

La foto ilustra una de las cosas que, de entre tantas y resultando habitual y frecuente en Alemania, consiguió acaparar mi atención... 

Dadas las circunstancias que en casi todas partes impiden fumar en el interior de los locales... ¿Por qué razón se ha de seguir vendiendo el tabaco en estos recintos, y no en la calle que es -al fin y al cabo- adónde realmente se consume?...

Sirva pues como idea su venta en el exterior, algo que redundaría en el logro de mantener libres de humos nuestros bares y cafeterías...



Related Posts with Thumbnails