martes, 21 de octubre de 2014

Testear religiosamente




Dos pequeños pasos para el hombre, aunque un gran paso para la alimentación en general, pero sobre todo para cuanto pudiera estar relacionado con su control cualitativo y la detección de determinadas sustancias que, ya sea por imposición religiosa (como ilustran los ejemplos de la fotografía superior), ya por hipersensibilidad o intolerancia, no podemos consumir y debemos por tanto evitar.

Acaban de ser comercializados los siguientes test en Europa:
1.- El uno determina la presencia de carne de cerdo (cruda o cocinada).
2.- el otro de trazas de alcohol.

¿Por qué y para qué?... No debemos olvidar la creciente presencia de musulmanes en nuestro continente (sólo en Francia serían más de 6 millones), a quienes el Coran prohíbe el consumo de estos dos productos. 

Los test de la marca Halal pretenden recuperar devolviendo la confianza en la adquisición y consumo de alimentos, por parte de este amplio sector de la población. Se trata de simples tiras que, al ser puestas en contacto con los alimentos, nos darán una información colorimétrica. 

La religión ha marcado el camino, imaginen ahora el futuro que nos espera para con todo lo que tiene que ver con alergias o intolerancias alimenticias...



Related Posts with Thumbnails