domingo, 5 de octubre de 2014

Orar por una mente y un cuerpo sanos




ORIGEN DE LA EXPRESIÓN
El origen de esta expresion se encuentra en las sátiras de Juvenal (Sátira X, 356) de la Grecia clásica: "Orandum est ut sit mens sana in corpore sano", que colocamos en su contexto:

Orandum est ut sit mens sana in corpore sano.
fortem posce animum mortis terrore carentem,
qui spatium vitae extremum inter munera ponat
naturae, qui ferre queat quoscumque labores,
nesciat irasci, cupiat nihil et potiores
Herculis aerumnas credat saevosque labores
et venere et cenis et pluma Sardanapalli.
monstro quod ipse tibi possis dare; semita certe
tranquillae per virtutem patet unica vitae.


TRADUCCÍON
Se debe orar para que se nos conceda una mente sana en un cuerpo sano.
Pedid un alma fuerte que carezca de miedo a la muerte,
Que considere el espacio de vida restante entre los regalos de la naturaleza.,
Que pueda soportar cualquier clase de esfuerzos,
Que no sepa de ira, y esté libre de deseos
Y crea que las adversidades y los terribles trabajos de Hércules son mejores que las satisfacciones,
la fastuosa cena y la placentera cama de plumas de Sardanápalo,
Te muestro lo que tú mismo puedes darte, con certeza 
que la virtud es la única senda para una vida tranquila

La expresión que empleamos hoy y desde hace siglos "Mens sana in córpore sano" sería una simplificación de la original, que nace de su desacralización y desespiritualización... Y es que no hubo ninguna otra cultura, además de la helénica, que como ellos fuese capaz de integrar oración, deporte y salud.



Related Posts with Thumbnails