miércoles, 14 de mayo de 2014

Se lleva en el pecho, junto al corazón




Por un lado: la cercanía de la final de una Liga que no parece aún resuelta y que hasta hace poco se disputaban tres posibles vencedores, aunque ahora sean sólo dos los que alimentan la contienda.

Por el otro: el próximo 24 de mayo, día en que se disputará la final de la Champions League y que, por vez primera en la historia enfrentará a dos equipos españoles, madrileños para más señas, por la conquista del ansiado trofeo... En ambos casos pelean por la redondez de un número mágico: para uno de ellos será el décimo, para el otro el primero...

Con todo esto, aderezado sobre la base de la tan habitual como desmedida afición al deporte del balonpié, que caracterizó siempre a esta ciudad, a este país y a la madre que lo parió...: conseguimos un cocktail que trae patologías de nuevo cuño hasta nuestras consultas, problemas que no habíamos visto antes y que, cuando no nos desbordan, cuando no nos desquician, suponen todo un reto para nuestras capacidades...

... Como la placa que veíamos la otra noche en el Servicio de Urgencias...



Related Posts with Thumbnails