sábado, 17 de mayo de 2014

Impuestos porque se imponen


Con frecuencia, desde la atalaya del servidor público que soy, he intentado pensar en lo que vendrían cotizando nuestros pacientes, o nosotros mismos, porque al fin y al cabo somos quienes alimentan y hacen posible este sistema...

Tras indagar en la cuestión, elaboro el siguiente resumen: No he podido obtener datos más recientes que los del año 2012, por lo que quisiera señalar que resultan más benevolentes que los que corresponden a la actualidad del 2014, habida cuenta de que en el transcurso de estos dos años y justificándose en la crisis:
-. los salarios se han visto reducidos
-. y los impuestos se han incrementado

Según el INE en 2012 el salario medio en España fue de 18.601 euros/año, esto es: 1.329 Euros al mes si tenemos en cuenta 14 mensualidades. Pero si a esto le añadimos lo que paga la empresa -a mayores- por el trabajador:
-. un 23,6% de Seguridad Social
-. un 5,5% para el posible desempleo (si nunca dejas de trabajar no te lo devuelven!)
-. un 0,6% para formación profesional (por Dios, a cual se refieren?)
-. un 0,2% para el Fondo de Garantía Salarial (mande?)
Se deduce que nuestro salario medio pasaría a ser de 1.726 Euros, un 29,9% superior a lo que dice nuestra nómina.

Por otra parte, no debemos olvidar que el IRPF se llevaría un 25%. Por cuanto al final, de los 1.726 Euros del salario medio del que hablamos:
-. el trabajador cobraría 912 Euros REALES
-. y 814 Euros, CASI LA MITAD, se van para el Fisco y la Seguridad Social...

Visto así ya resulta escandaloso... Pero pensemos ahora en detalles que vienen a añadir dramatismo al asunto:
-. pensemos en el IVA, que el trabajador tendrá que desembolsar en cuanto empiece a gastar sus escasos 912 Euros... En el supuesto de que nuestro abnegado asalariado lo gastase todo, estaríamos hablando de 720 Euros, ya que 192 -aproximadamente- se irían en concepto de IVA...
-. pensemos en un sinfín de tasas e impuestos que aún no hemos mencionado y que no por eso nos habrán de perdonar (vivienda, basura, vehículos, etc...), y por Dios, no nos olvidemos de las multas, que siguen incrementándose en importe como en frecuencia y que, desde mi humilde punto de vista y en gran medida, se justifican en la necesidad de seguir recaudando...

Lamentablemente y al fin habremos de darnos con un canto en los dientes por quedarnos una cantidad cercana al 30% de lo que supuestamente comenzó siendo nuestro salario,,,

En otros lugares esta presión repercute en un buen número de prestaciones, de alta calidad, que dignificando la vida de sus ciudadanos la justifican sobradamente... En nuestro país tal acoso fiscal sólo se explica por la enorme corrupción que vino asolándonos y que aún no hemos tratado en profundidad ni remediado... En lo que a mi respecta continuamos viviendo en las postrimerías de una simbólica edad media, en la que seguimos pagando el diezmo a unos nobles que ahora se hacen llamar políticos.



Related Posts with Thumbnails