martes, 12 de febrero de 2013

Morir por morar




Hace unos días, Ada Colau, portavoz de la PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) manifestaba que los suicidios de las personas que eran desahuciadas no eran suicidios como tales, sino auténticos homicidios provocados por un sistema que ella calificó de bárbaros, por permitirlo los dirigentes del único país que es capaz de dejar a la gente endeudada de por vida; el que más desahucia y, a la vez y curiosamente, el que tiene mayor número de viviendas vacías...

Hemos vuelto a empujar hacia la muerte a dos personas más: a un matrimonio de jubilados mallorquines que fallecieron hoy, tras ingerir una sobredosis de fármacos, poco después de recibir la carta en la que el banco les anunciaba la próxima confiscación de su vivienda...

Según estadísticas del primer trimestre del año 2012, España soportaría una media de 517 desahucios diarios. En nuestro país y por otra parte, el suicidio ya constituye la primera causa de muerte violenta, por delante de los accidentes de tráfico, y sorprendiéndonos porque el 34% de los que deciden quitarse la vida lo hagan por razones y causas relacionadas con sus hipotecas...

Sabemos que en 2010 se alcanzó la cifra de 3.145 suicidios... Curiosamente y desde ese año el INE (Instituto Nacional de Estadística) ha dejado de reflejar los datos relacionados con los mismos... ¿Por qué razón?... 

Sin embargo se sospecha que en 2011 las cifras aumentaron por causas relacionadas con la pobreza, el desempleo y los desahucios...



Related Posts with Thumbnails