lunes, 3 de octubre de 2011

... Y muy señora suya

.


Como fiel reflejo que es de nuestra sociedad, por la consulta transcurren las transparencias de mil y una vidas... 

Aquella tarde entraba en la mía una pareja atípica, aunque no tan infrecuente en nuestros días.

Él, Santiago: un enjuto, pequeño y aviejado españolito rural; solteron de los que nunca tuvieron vocación de serlo; que iba envuelto en una policromada camisa floral, más propia de los trópicos que de nuestras latitudes, y coronado por un sombrero de paja que pretendía ocultar una pronunciada alopecia, que no adornar algo...

Ella, Jackeline: una rotonda y excesiva mulata de la que él parecía la sombra que proyecta un mediodía...

El paciente era él, aunque ella fue la que tomó la palabra desde el principio:
-. Anda, cuéntale al dotó lo que te paza!
-. Pues verá Ud. Doctor, yo venía a ver los resultados del análisis que me hice hace poco...
...
-. Veo, Santiago, que está Ud. hecho un roble!. Todos los parámetros analizados se encuentran en rango!. Todo está bien.

Mientras imprimo la analítica para entregarle a Santiago una copia, observo que ella le hace unas señas que él no parece compartir...
-. Muy bien, Santiago, aquí tiene Ud. una copia de la analítica. Puedo hacer alguna otra cosa por Ud?
-. No, Doctor, muchas gracias.
-. Como que ya tá?. No ze lo va a dezí?
-. Sí, ya está, no hay nada más!
-. Pero es que no le pienza dezí lo que te paza? No me fa´tidie que ze lo vi a tené que dezí yo!.
-. Que no me pasa nada más, mujer! Y vámonos ya que hoy el doctor tiene mucha gente!
-. Pero zerá desgraziao?... Que no le pienza dezí al Dotó que ya no ze le empina?... Pero como ze te va a empiná, casho tonto, si no valez ni una miajita azí (señalando la última falange del quinto dedo...)... Habráze vizto un tipo má inútil que ézte? Qué no ze le pone dura!... Ahora, ezo zí, la cabeza bien dura la tié, que al final al dotó ze lo he tenido que dezí yo!

... (En fin)...



Related Posts with Thumbnails