jueves, 26 de noviembre de 2015

La apasionante historia del biberón


Biberón es una voz francesa de principios del siglo XIV, derivada del latín “bibere” (beber). Se utilizó para denominar a los borrachos hasta que a principios del S.XIX tomó el significado actual. También es conocido coloquialmente como bibi, mamadera en Argentina, mamila en México, pepe en Honduras, pacha en Nicaragua y el Salvador o tetero en Venezuela y Colombia. En inglés es más simple: baby bottle.

El biberón más antiguo encontrado estaba hecho con la ubre de una oveja y al otro lado el cuerno de una vaca para llevar la leche a los labios del bebé. Se halló en la tumba de un niño que fue enterrado hace unos 3000 años. Sabemos pues que son instrumentos que venimos usando desde muy antiguo, aunque como todo, hace un par de siglos dejarían de ser anónimos y artesanales pasando a producirse industrialmente.  A partir de entonces llevarán un nombre propio, el de su inventor: sea médico, matrona o fabricante... Al niño ya no se le dará el biberón "a secas", sino el de Madame Breton, Darbo, Thiers, Mathieu, etc...


El inventor más celebre de la época fue Edouard Robert, la fama de su biberón de tubo largo ha llegado a dejar su impronta en el idioma francés, ¡en Francia algunas personas siguen empleando el término "Robert" para referirse a los senos de las mujeres!... Este tipo de biberón permitía al niño mamar solo, de ahí su extraordinario éxito... Con todo, la dificultad para limpiar el conducto de caucho hacía del biberón Robert un auténtico nido de microbios. A principios del siglo XX se le llegó a conocer como "el biberón asesino", por lo que una ley acabó por prohibirlo en 1910.

Por cierto que el término "biberón asesino volvió a usarse hace relativamente pocos años, con aquellos que contenían policarbonatos (plástico transparente), y aún hoy continúan siendo fuentes de controversias, investigaciones y prohibiciones en numerosos países, debido a los Disfenoles (BPA), productos que pueden ser altamente tóxicos al calentarse.

Como pueden ver, la historia de los biberones es apasionante, y en los ejemplos que expongo -a continuación- se deduce que se emplearon todos los materiales posibles en su fabricación: desde el barro, los metales, cerámicas, maderas y cristales, incluso se hicieron de mimbre... 

No hubo pocas curiosidades, como el biberón para gemelos que pueden ver un poco más abajo... Y finalizando la muestra: otros mucho más actuales y sofisticados conteniendo: medidas más elaboradas, sistemas anti caídas, esterilizadores, empuñaduras anatómicas, diseños atrevidos, etc...:


Algunos biberones históricos






Biberones más modernos







Related Posts with Thumbnails