jueves, 5 de noviembre de 2015

El no se qué




Hace mucho tiempo que llegué al convencimiento y certeza de que una asignatura de Educación para la salud, en el directorio de actividades escolares de nuestros más jóvenes, resultaría de más utilidad que muchas de las cosas que vienen estudiando y que, en la mayoría de los casos, no tendrán utilidad práctica en el horizonte de sus vidas... 

A tales conclusiones me llevaron situaciones de las que soy testigo en el día a día de la consulta y que -lo intuyo- en ocasiones como la de hoy pueden resultar hasta increíbles... Lamentablemente nada más cerca de la realidad: cosas como la que os cuento hoy, y otras aún peores, pueblan nuestro diario...

Se trataba de una paciente joven cuyo aspecto resultaba absolutamente normal, en la media de cultura y presencia de cuantos vemos a diario:
-. Sí, dígame...
-. Pues verá doctor... Yo tengo un "no sé qué", sabe Ud.? -me dijo mientras se señalaba difusamente alguna parte del cuello- Y me han dicho que me podría venir bien hacer un "no sé cual"...
No pude evitar la que, lo confieso y por otra parte, fue la única respuesta que se me ocurrió:
-. Pues "no sé como".... ¿?


Related Posts with Thumbnails