jueves, 20 de febrero de 2014

Esperar y no desesperar




Pasear por los pasillos y salas de espera de un Centro de Especialidades, a media tarde, resulta una experiencia un tanto sobrecogedora...

...Sobre todo si se piensa en las largas listas de espera y en los tiempos necesarios para alcanzar el segundo nivel asistencial.

Los centros están vacíos y se deduce el que no sea más que una cuestión de voluntad el acortar las esperas... Pero es evidente que no la hay: ¡no tiene sentido enviar a un enfermo al Traumatólogo y que éste tenga que esperar meses!


Related Posts with Thumbnails