lunes, 27 de enero de 2014

¡Ojo con los braseros...!



Se reciben unas 16.000 llamadas al año en el servicio de Información Toxicológica. Más de la mitad son a causa de menores de 14 años que ingieren algún producto de limpieza en su vivienda habitual.

Los últimos estudios epidemiológicos realizados en España refieren una tasa de 234 intoxicaciones por cada 100.000 habitantes y año, de lo que puede extrapolarse que en España se producen anualmente unas 105.000 intoxicaciones agudas que requieren atención hospitalaria (Caballero PJ, 2008).

Los casos más frecuentes son los relacionados con drogas y medicamentos (analgésicos, antidepresivos, sedantes-hipnóticos, neurolépticos-drogas ilegales).

La mayoría de las intoxicaciones mortales son intentos de suicidio, pero la primera causa de muerte es la intoxicación por monóxido de carbono, por lo que ha de observarse especial cuidado con los braseros, estufas y cualesquiera de las formas de combustión incompleta con las que se pretende arropar, sobre todo en nuestros pueblos, los rigores del frío invierno... Se trata de métodos cuyo uso habría de evitarse fuera de aquellos lugares que no estén suficientemente ventilados.



Related Posts with Thumbnails