lunes, 25 de marzo de 2013

Armaniños




Once de la noche de un día del fin de semana... Una mujer de mediana edad acompañada de quien parecía su pareja y de dos niños, el uno en brazos y el otro de la mano, entran en un servicio de atención continuada (SAR)...
-. Buenas noches, dígame, ¿que le pasa a la niña?
-. Pues que ha pasado el día con su padre, y en todo ese tiempo el inútil, el muy desgraciado solo le ha cambiado el pañal una vez... Así tiene el culito mi niña, pobrecita: en carne viva...

Tras analizar la zona del pañal...
-. Señora: son sólo un par de leves rojeces sin importancia, que desaparecen con cualquier crema (Natusan, etc...) para la zona del pañal...
-. Ah, pero de cualquier modo, usted me hará un informe por escrito, verdad?

Al estar obligado a redactarselo y comprender que, en cierta medida, se trataba de la utilización del incidente y de la niña en sus ataques contra el padre, quise que mi informe no dejase lugar a dudas, especulaciones ni malas interpretaciones...
"Acude con.... dos leves rojeces... no revisten importancia ni gravedad y, en sí mismas, NO justifican la visita a este servicio de Urgencias"...

-. Aquí tiene señora.
-. Muchas gracias, Doctor: a ver si le damos un escarmiento a este hijo de su madre...
-. De todos modos, señora, permita que le dé un consejo: independientemente de lo que Ud. piense acerca de su ex-pareja, no debería airear efusivamente sus juicios de valor, delante de sus hijos...
-. (...)... 


Related Posts with Thumbnails