martes, 16 de octubre de 2012

Pinseis, Pinsiete...



Parecería el típico chiste sexista contado en la no menos tópica reunión de amigotes, que resume la mono o multifuncionalidad que alcanzaría a tener un grupo de neuronas -nunca demasiadas- según el sexo de su propietario. 

La observación, por suerte o por desgracia, no sólo no tiene nada de chiste y es real, sino que se nos presenta revestida con todo el boato de seriedad que otorga el hecho de ser una investigación científica. 

Y es que según los resultados del trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de Bonn, que han sido publicados en la revista PLoS One, la administración de Testosterona, la hormona masculina por excelencia, reduciría la tendencia a mentir en el hombre...

Amen de las conocidas acciones de esta hormona: estimular el desarrollo de los órganos sexuales y los caracteres sexuales secundarios masculinos, controlar el trofismo de la masa muscular y la producción de células sanguíneas...; era también sabido que la Testosterona se asociaba a determinados comportamientos agresivos y dominantes.

Para realizar sus estudios los investigadores repartieron a 91 participantes en dos grupos:
1.- a los componentes de uno de ellos se les aplicaba periódicamente una crema a base de Testosterona.
2.- los otros recibían un gel placebo, sin acción farmacológica.
Seguidamente los dos grupos fueron sometidos al mismo test: aislados en una cabina, con un dado que debían lanzar, para comunicar después los resultados de sus jugadas a los investigadores. Recibían una mayor cantidad de dinero cuanto mayores fuesen las cantidades alcanzadas. Pues bien: mediante ésta prueba se constató que el grupo que recibía la Testosterona tenía una significativamente menor tendencia a exagerar sus resultados, a pesar de que con ésto mejorasen sus beneficios.

Segun el Profesor Bernd Weber, director del estudio: "Es probable que la Testosterona actúe sobre el orgullo, el amor propio y la necesidad de desarrollar una imagen positiva, de autosuficiencia de sí mismo; sería, en definitiva, como una especie de estimulante químico del ego"...


Related Posts with Thumbnails