jueves, 11 de octubre de 2012

Michelin reivindicativo




Recuerdo mi época de estudiante, cuando las protestas de aquellos que habían quedado fuera de la posibilidad de acceder a la facultad de Medicina, el año de instauración de los números clausos: ...A cada intento la policía les retiraba las pancartas y obligaba a su dispersión, disuadiéndoles en los reintentos... Hasta que -¡Eureka!- se les ocurrió llevar el mensaje escrito en una bata blanca sobre sus cuerpos completamente desnudos... La desnudez supuso entonces una garantía: la tranquilidad de que no pudieran confiscarles el mensaje...

Hoy todo a cambiado, hemos pasado de la bata a la desnudez como pancarta, y va mucho más allá de significar un escudo: expresa indirectamente la debilidad de la desprotección, la rebeldía del inconformismo y de la rabia, de la transgresión y la imperfección; pero asimismo: la desnudez también constituye un mensaje en sí misma, el del total desacuerdo, la radicalización de la protesta...

A lo largo de los últimos años y como lo hicieran las majas de Goya, las protestas de los activistas se fueron desvistiendo: las de los defensores de los derechos de los animales en general, de los amigos de las focas y antitaurinos en particular; la semidesnudez disfrazada de extravagancia durante las manifestaciones del día del orgullo gay; las protestas por determinadas decisiones y actitudes políticas y pienso, destacándola de entre muchos centenares que configurarían este contexto, en la fotografía que ésta semana daba la vuelta al mundo durante la visita que Angela Merkel realizaba a Grecia: aquel cuerpo desnudo corriendo hacia los antidisturbios de la plaza Syntagma.




Tambien están aquellas formas menores que consiguieron suficiente entidad para constituir estilo propio, como la que conocemos por la expresión "hacer un calvo", que consiste en bajarse los pantalones mostrando, a quienes queremos formular la queja, cuanto rodea a nuestro surco interglúteo...




Desde aquellos barbudos espontáneos de los 70s que, aireando sus desvergüenzas, cruzaban corriendo los estadios de fútbol, hasta las manifestaciones de pasarela, mucho más especializadas y sofisticadas del grupo Femen, puede decirse que hemos evolucionado mucho, aunque simple y llanamente ambos escenarios conserven el objetivo común de captar nuestra atención...



Related Posts with Thumbnails