jueves, 3 de octubre de 2013

Recato



Entra en la consulta una familia: la madre con su hija adolescente y un niño bastante más pequeño.
-. ¿No está mi doctora?- preguntó la muchacha.
-. No, en su ausencia y durante unos días yo ocupo su lugar. Díganme, ¿qué ocurre y en qué puedo ayudarles?.
-. Desde hace una semana me duele la cabeza y aquí- dijo señalandose el pecho.
Tras las preguntas de rigor de la anamnesis:
-. Bien, venga por aquí, sígame que vamos a echarle un vistazo...

Tras tomarle la Tensión Arterial, le pido:
-. Quítese la sudadera, por favor, que voy a auscultarla.
-. No
-. ¿Como?- dije mientras me quitaba el fonendoscopio de los oídos- Disculpe, es que no la oí.
-. ¡Que no!
-. Verá Ud., doctor- añadió la madre- mi hija eligió precisamente a una doctora por este motivo: es muy tímida...

El pudor es un concepto que la Real Academia Española define como sinónimo de honestidad y de recato. Según la concepción de Aristóteles y Tomás de Aquino, la falta de pudor se asocia con falta de vergüenza. Otros filósofos lo consideran una forma de proteger la intimidad de cada individuo, e incluso existe una tercera postura que sostiene que es un prejuicio.

En cualquier caso, el pudor que es absolutamente respetable, es un concepto propio y exclusivo de los seres humanos, inexistente en otras especies animales...


Related Posts with Thumbnails