miércoles, 1 de agosto de 2012

Unas firmitas...

.
.

Ayer soñé que en la programación de mi agenda se había reservado un hueco de media hora, aproximadamente, para firmar las montañas de recetas de crónicos que se elaboran periódicamente.

Tal elaboración cuenta con el agravante, propio del período estival, de no tener que ocuparte sólo de las tuyas: también de las de los compañeros que están ausentes por vacaciones.

Soñé que ya no resultaba necesario el ir haciéndolo entre la cincuentena de pacientes previstos para la tarde, en esos segundos que median entre la salida del uno y la entrada del siguiente, y que tan necesarios pueden resultar en la consecución de un lógico reseteo.

Cuando desperté, sin embargo, caí en la cuenta de que tan sólo había sido eso: un sueño...


.
Related Posts with Thumbnails