viernes, 8 de julio de 2011

¡Cuidese solo!

.

Los recientes recortes practicados en los salarios de los empleados públicos y en algunas de las prestaciones que venían configurando el que, creyendose del bienestar se ha revelado como un Estado del "Malgastar"; junto a esos otros tijeretazos que vendrán, que intuimos y deducimos de las recientes decisiones de La Generalitat, o de desafortunadas frases como el "nosotros no tenemos ni un puto duro" que pudimos escuchar esta semana, en boca de Esperanza Aguirre, nos plantean la necesidad de decidir actuaciones urgentes en la planificacion del uso y la prevencion del abuso de un sistema sanitario del que, amparados en su gratuidad y animados por la subliminal y propagandistica invitacion a la "barra libre", el usuario ha venido abusando irresponsablemente.

A diario tengo ocasion de ver a pacientes que, aferrandose casi religiosamente al seguimiento y la práctica de sencillos consejos higiénico-dietéticos, consiguen revertir resultados analíticamente muy adversos. 

Por contra estan los otros, grupo lamentablemente mucho más numeroso, que desoyendo cuantas orientaciones puedan recibir respecto de sus dolencias, mantendran al alza sus patologías así como la necesidad de encronizados y costosos tratamientos.

O rectificamos rumbos o tendremos que acabar colgando, en la fachada de Hospitales y/o Centros de Salud, mensajes como el que encabeza nuestro post o "adornaban" las cajetillas de cigarrillos de antaño: "Su enfermedad perjudica nuestro sistema sanitario. Cuídese solo".



Related Posts with Thumbnails