viernes, 2 de noviembre de 2018

Reflexiones



La salud no es medible ni alcanzable de forma absoluta. Si estás sano y te sientes enfermo, dejas de estar sano. La felicidad no la pueden asegurar los médicos ni la cubre la Seguridad Social. La tristeza, el dolor, los miedos, las preocupaciones... a menudo son la vida, no una enfermedad. Lo mejor para la salud? Sé feliz. Todo lo feliz que puedas. Disfruta de los placeres de la vida. Disfruta de la comida, disfruta de un buen paseo, disfruta del sexo, disfruta de los amigos, ríe todo lo que puedas... 

Y al médico? Lo justo. Busca un médico de familia que, además de ser buen médico, sea un médico bueno. Que te mire a los ojos. Que sea sensato, honesto y tenga muy claro que su primera misión, la primera, es no hacer daño...

"Primun non nocere"... Hipócrates
"Sólo un hombre bueno puede ser buen médico" ... Nothnagel



Related Posts with Thumbnails