domingo, 23 de agosto de 2015

Cuando mirar es abominable




El voyeurismo, la necesidad de obtener placer sexual espiando a personas desnudas, en vías de estarlo o practicando el acto sexual, es una de las más de 130 parafilias conocidas y de entre las que también cabe destacar, por su mayor popularidad: la zoofilia, el masoquismo, el trasvestismo, el fetichismo, etc...

En más del 90% de los casos este problema mental se presenta en varones heterosexuales, carentes de agresividad e inseguros, que probablemente recibiesen una educación excesivamente represiva  en su infancia, respecto de los temas sexuales.

En ocasiones esta desviación, que se aloja en el lado más profundo y oscuro del cajón de nuestras miserias, puede llegar a teñirse de connotaciones más despreciables aún, si cabe... En estos días fui consultado por una mujer, visiblemente afectada, quien acababa de saber que junto a otras compañeras de trabajo y durante muchos años, habría sido espiada en los vestuarios y baños de su empresa, por parte del hijo de su jefe. 

(Leer la noticia en los medios)



Related Posts with Thumbnails