domingo, 6 de julio de 2014

Sólidas razones




Arnaldo es uno de los mejores profesionales de la Enfermería que he conocido: su preparación excede de toda media y se ve muy reforzada por el respeto y la proxemia con la que aborda a sus pacientes. 

Posee también un finísimo sentido del humor con el que, en ocasiones, salpimenta algunos de sus actos y reflexiones...

Un día, uno de tantos, se trataba de instaurar una dieta a una señora con un marcado sobrepeso, entre otros problemas que contribuían a disparar su riesgo cardiovascular...  Por eso los consejos de Arnaldo, certeros y motivantes, pretendían ser auténticos dardos para la voluntad de nuestra paciente:

Cuando llevaban un largo tiempo de conversación:
-. Debe tener en cuenta, Don Arnaldo, que yo tiendo a retener líquidos, sabe Ud.?
Arnaldo la miró, y desde el paternalismo comprensivo con el que a menudo abordaba estas cuestiones, le dijo:
-. ¡Y sólidos hija mía, y sólidos...!



Related Posts with Thumbnails