miércoles, 19 de junio de 2013

Toreando un poco...


En estos días la prensa internacional se hacía eco de los datos publicados en la página  web nomáscuernos.com, (pulsar para entrar), una curiosa relación de profesiones más o menos proclives al desliz de la infidelidad, la medición estadística de la tendencia a poner los cuernos a la pareja, en función a, o según la forma que tengamos de ganarnos la vida.

En una lista de 10 profesiones, la nuestra, la profesión médica, ocuparía un no sé si honroso o deshonroso tercer puesto, una calificación que dependerá del ras del criterio con el que se decida valorar o juzgar.

Un tercer puesto, tras los representantes del mundo de la farándula y de los profesionales de la prensa,  que se explicaría por el estrecho contacto con los o las pacientes y el alivio que proporcionaríamos respecto de la vivencia de sus problemas personales...

Personalmente, y ruego se me permita el  desvarío del mal chiste: yo no sabría explicarlo o apoyarlo en más argumentos que el de la jocosa justificación de una mayor necesidad -académica, real- de reciclar los conocimientos anatómicos.


Related Posts with Thumbnails