martes, 27 de octubre de 2015

Los pecados de la carne



Siento el corazón dividido por las últimas decisiones de la OMS, respecto de la carne procesada, y es que al final resultará acertado que todo lo que nos gusta produce cáncer...

Por un lado y en parte comparto lo comentado por una amiga en Facebook, cuyas palabras reproduzco fielmente: "No soy amante de la carne, lo confieso, pero creo que estas noticias son una alarma innecesaria a la población general. Hace un tiempo el pescado tampoco era bueno por su alto contenido en mercurio y otros metales pesados... Los pesticidas en los vegetales, la leche y los huevos... El colesterol... La Sal y la hipertensión... El Pollo con hormonas... El dioxido de carbono de los coches que respiramos cada día... Tabaco y alcohol,... ¿Sabéis que es lo que de verdad mata? Mata el NO COMER. Eso sí que mata. ¿Cuanta gente muere de hambre cada día?. ¿Qué hacemos para remediarlo?.. NADA. Pero eso sí: no comáis carne que podéis morir de cáncer!"

Por otro lado considero que en casos como el de esta semana sí que pueden ser alarmas necesarias... A veces, en su consideración de rebaño, el humano resulta tan ignorante, que puede llegar a requerir que le zarandeen la conciencia con mensajes, los de siempre, que sólo alcanzan a entenderse cuando apostamos por el impacto de la alarma social.

De cualquier modo la carne seguirá siendo necesaria y, según creo, tan sólo sería preciso revisar la frecuencia con la que algunos la consumen, pero sobre todo y también: los procesos mediante los cuales se elabora y transforma.



Related Posts with Thumbnails