lunes, 9 de marzo de 2015

Ensañamiento



Este es año de elecciones, algunas campañas ya dieron su pistoletazo de salida y la verdad: no soy un hombre con grandes principios ni de inamovibles determinaciones a la hora de ir votar... Por otra parte y en esta ocasión, la aparición de nuevas posibilidades en el espectro de la oferta me lo pone más difícil si cabe...

No sé si votaré a un partido tradicional o de reciente cuño, tampoco sé si será de derechas o de izquierdas, puesto que se obstinan en mantener tal diferenciación cromática; por no saber, no sé siquiera si votaré, pero eso sí: lo que sé es que aunque en ocasiones lo hice, esta vez tendré pocas posibilidades de optar por el partido actualmente en el gobierno.

Es cierto que tuvo que hacer frente a una crisis, también es lícito que en tales situaciones se solicite a todos que arrimemos el hombro, algo a lo que debemos responder unánimamente y sin dilación... Pero lo que no logro comprender es su ENSAÑAMIENTO con los empleados públicos...

¿Que por qué lo llamo ensañamiento?... Pues verán, lean y juzguen Uds. mismos, valoren si el calificativo es excesivo o, como pienso, adecuado a los acontecimientos... Lo ilustraré llevando los ejemplos al terreno del médico, en el que a lo largo de los últimos años nuestros gestores aplicaron las tijeras de sus recortes a TODAS y CADA una de las facetas de nuestra labor, sin respetar una sola:

1 -. A partir de 2.010: bajada de sueldos a los funcionarios en una media de un 5%, en función de sus categorías y retribuciones. Esta medida y otras ya corresponden a decisiones del gobierno anterior, aunque es necesario hablar de ellas para entender que partíamos con importantes lesiones por dentelladas...
2 -. Congelaciones salariales desde 2011 a 2015, con las consiguientes e importantes pérdidas del poder adquisitivo de nuestros salarios. (Recemos por que no sean más...)
3 -. Retraso en la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. (Primer semestre de 2.011).
4 -. Ley de acompañamiento con el inicio de 2.012: pérdida de percepción durante los períodos de incapacidad temporal.
5 -. Se amplia la jornada laboral en media hora diaria.
6 -. Los médicos que consiguieron la propiedad de sus plazas recientemente no tienen clara la percepción del complemento salarial en concepto de Carrera Profesional. Algo parecido ocurre con los trienios, que todos y cada uno hemos de reclamar individual y judicialmente.
7 -. En estos años se apostó por disminuir el número de funcionarios y por reducir la contratación de personal eventual, recurriéndose con mayor frecuencia al reparto del trabajo entre los profesionales en activo de cada centro, en caso de enfermedad, vacaciones o moscosos de algún compañero. Por otra parte, cuando las circunstancias hacen ineludible el recurrir al suplente, los contratos que se les ofrece suelen atentar contra toda forma de dignidad.
8.- Merma en el número de días moscosos.
9.- Desaparición de una paga extraordinaria desde 2012.

Todas estas medidas, algunas propias, otras generales y comunes con otros colectivos, sumadas a las demás pérdidas que suponen las subidas de impuestos o en los precios de artículos de primera necesidad, acabaron produciéndonos un daño desmesurado, irracional e incalificable, que no puedo por menos que intentar no olvidar, a pesar de sus mensajes de optimismo y de las promesas de enmienda que pretenderán venderme desde la tribuna de sus campañas electorales.



Related Posts with Thumbnails