martes, 9 de mayo de 2017

Escrito en la piel



En ocasiones la piel se torna extremadamente sensible, hasta el punto de que podemos escribir sobre ella simplemente con el hecho de rozarla con un dedo... Es lo que llamamos dermografismo (de dermo, piel; y de grafismo, escritura).

Se entiende que una piel así tenga una especial predisposición al desarrollo de habones (ronchas).

La mayoría de las veces el dermografismo no lleva parejo ninguna enfermedad y suele desaparecer solo, tras unos meses. Cuando es necesario se trata con antihistamínicos (anti-alérgicos).



Related Posts with Thumbnails