martes, 23 de junio de 2015

Fumando espero, pero afuera...




Vaya por delante que soy partidario entusiasta de cuantas medidas acometamos para evitar la expansión del consumo de tabaco, que yo mismo conseguí abandonar este hábito tras el empujón que supuso una de estas campañas, en mi ánimo y en mi consideración... Pero no todo es válido... Quebrantando la lógica podemos llegar a convertir las campañas de concienciación en auténticas cazas de brujas...

En reciente visita a Alemania volvió a llamar mi atención el que en el acceso a un Hospital existiese una cabina para fumadores. Como podéis ver en la fotografía, que no pude por menos que tomar, la cabina se encuentra en los exteriores del recinto, por lo que resulta difícil adivinar su utilidad y nos empuja a pensar que -posiblemente- esta sea una más de esas ocasiones en que se pretende ser más papista que el Papa...

Ya me sorprendió algo similar en el año 2006, en esta ocasión fue en España, más concretamente en Las Palmas de Gran Canarias, en su Hospital Público Negrín... 
a
a
En sus exteriores y con una línea roja en el suelo se pretendía delimitar el lugar exacto en el que se debía fumar... Recuperé la foto de mis archivos, sin ella cuanto os digo resultaría difícil de creer...



Related Posts with Thumbnails