martes, 2 de agosto de 2011

Perlas en conserva...

.


La paciente era Sudamericana. Se dirigió a mí en el idioma complaciente, educado y cortés que suele caracterizar a los que comparten su procedencia:
-. Buenas tardes, Doctor.
-. Buenas tardes. Dígame Ud... ¿En qué puedo ayudarla?
-. Pues verá Ud... -me dijo en un tono de cierta preocupación- Es que hace como dos meses que no me pongo enferma.
-. ¿Dos meses sin estar enferma? -ahora el preocupado era yo, que no entendía...- ¡¡¡¿¿¿Pues mucho mejor, no???!!!
-. ¡No, Doctor!. ¡Yo estoy preocupada!... ¡A mí siempre me vino regularmente, cada mes!

Autocolleja y repetición de la moraleja, persiguiendo su memorización: "¡Antes de sentenciar, hay que intentar comprender al interlocutor, lo sé pero siempre se me olvida!"



Related Posts with Thumbnails