martes, 29 de noviembre de 2011

Redes asociales

.


"Desde que uso Facebook tengo mayor
acceso a los amigos que
ya no tengo por usar Facebook"
(Anónimo)


Cuanto nos fue trayendo el progreso, a lo largo de nuestra historia, fue recibido por entusiastas promotores y por críticos detractores, dos bandos antagónicos aunque complementarios: los unos para loar las ventajas que supondrían los aspectos novedosos, los otros para advertirnos de lo apocalíptico de sus posibles consecuencias.

El avance que nos brindan las Redes Sociales como fuentes de conexión y de información, es indudable: conexión y relación con un mundo cuyo progreso se place coqueteando con el individualismo y la dispersión migratoria, con la desintegración de las familias, que supone la globalización.

Por otra parte, la información que puede llegarnos de su mano es un fenómeno incuestionablemente en alza: médicos que informan a sus pacientes del día a día de sus consultas, profesionales interrelacionados entre sí, campañas de EPS, estado del tráfico...

Pero atención: volviendo al doble filo que adjudicábamos a los avances, hemos de señalar que tambíen estos foros se comportan como interruptores (on/off): lo que se ideó para conectar también puede, llegado el caso y derivándose del mal uso, acabar desconectando: resultan ciertamente frecuentes las consultas en las que se cita la tendencia de algún paciente, adolescente las más de las veces, que pasaría demasiadas horas ante el ordenador.




domingo, 27 de noviembre de 2011

Cuidar a quien nos cuida

.


En estos días nos desayunábamos con la noticia de la renuncia de la Presidenta del Colegio de Médicos de Madrid, Juliana Fariñas quien, tras 12 años, anunciaba el abandono de su cargo por no haber conseguido acabar con los contratos basura, ni subir los baremos de los médicos que trabajaban para las compañías de seguros, siendo ambos compromisos que adquirió con los médicos de Madrid, cuando la eligieron por tercera vez en mayo del 2.008.

Vaya desde aquí mi aplauso entusiasta y mi admiración por esta mujer quien, a diferencia de otros personajes elegidos para puestos de muy diversa índole, no entienden de sus obligaciones para con quienes les eligieron, perpetuándose en sus sillones aún cuando sus gestiones resulten absolutamente inútiles...

Y es que la situación que soportan los médicos en este, nuestro país, es digna de protagonizar églogas, como ésta que os cuento: 

1/ COMENZAMOS ESTUDIANDO: de todos es sabido que los que aspiran a estudiar Medicina han de pasar una infancia y adolescencia en la que no se les permite devaneo alguno, sus notas deben rozar la perfección y acercarse a la excelencia. De igual manera habrán de pasar triunfantes por una prueba de Selectividad que, en ningún caso, podrá rebajar la media del sobresaliente, de los resultados previos.

Muchos verán frustrada su vocación de llegar a ser médicos porque algunos decimales les distanciarán de la nota de corte, aunque será este un aspecto salvable si tienen dinero (entre diez y doce mil euros/curso) para pagar una universidad privada. Este filtro mal controlado y en nada consecuente ni ajustado a las necesidades reales del país, está permitiéndo que la profesión se llene de extranjeros, venidos de todos los lugares del mundo, y en los que probablemente no se les pidió tanto rigor en el acceso.

2/ LA CARRERA no es sencilla: como todas las que tienen un dilatado componente práctico, habrá de cimentarse sobre un buen número de horas diarias. Serán seis años muy intensos tras los cuales, y habiendo alcanzado ya el supuesto final de la carrera universitaria más larga, aún no tendrás nada: para ejercer en este país es necesario contar -además- con una especialidad y para aspirar a estudiar una especialidad es necesario aprobar previamente el examen MIR.

3/ EL EXAMEN MIR exige cuando menos meses de estudio y, aún en el agradable supuesto del aprobado, no siempre será fácil poder elegir la especialidad deseada, habida cuenta de que dependerá del número de plazas convocadas y del lugar que hemos conseguido con nuestra puntuación... Por este motivo es cada vez más numeroso el número de médicos que se presentan varios años seguidos al MIR.

Llevamos 7 años, en el mejor de los casos, y desde que terminábamos COU: 6 de carrera y 1 de preparación del examen MIR. Ahora llega la especialidad, que en cierto modo bien puede ser considerada como otra carrera...

4/ ESPECIALIDAD: la duración de los estudios de las distintas especialidades está entre 4 (algunas) y 5 años (otras). Son años de aprendizaje intenso en hospitales, con frecuentes guardias nocturnas que serán necesarias para ayudarnos a costear alquiler y manutención, ya que muchos de los MIRes deben estudiar en ciudades diferentes a las suyas, con sueldos ciertamente reducidos.

5/ Y DESPUES...: por fin hemos terminado la especialidad, han pasado unos 12 años desde que acabábamos el Bachiller Superior (COU), tenemos entre 30 y 31 años de edad y habiéndonos pasado la vida estudiando no tenemos nada, volvemos a estar en la calle y a la merced del mayor o menor deseo de contratar especialistas, de la mejor o peor voluntad de un Gobierno Autonómico, quien puede hacernos contratos diarios, si así lo desea...


Los diferentes recortes a los empleados públicos, así como las congelaciones salariales que los precedieron y que parecen anunciarse como próximas medidas posibles, han hecho que el salario de un médico español esté entre los más bajos de la CEE, motivo éste que, sumado a aspectos como la precariedad de los contratos o la enorme presión asistencial, acaban motivando y justificando el que muchos opten por marcharse a ejercer a países de nuestro entorno, como Portugal, Francia, Reino Unido... U otros más alejados como Nueva Zelanda, etc...

Se calcula que cada consulta a un Médico de Familia le cuesta a la administración unos 39 euros, de los que el protagonista percibirá una cantidad situada entre los 2 y 3 euros...

Leyendo todo esto... ¿Puede concluirse afirmando que descuidamos a quienes nos cuidan?...



sábado, 26 de noviembre de 2011

Comunicando

.

Los problemas de comunicación en la consulta son de muy diversa índole y exigen concentración y un entrenamiento especial: con frecuencia pueden llegar a constituir una fuente de errores en la interpretación del mensaje, del diagnóstico, o a la hora de dispensar algún tratamiento.

1/ Por un lado estarían las personas de edades avanzadas que, por sus circunstancias, apenas comunican nada: la dificultad para el médico de atención primaria es elevada, en estos casos en los que partimos de la escasez de medios que caracteriza a nuestra actuación.

2/ Particularmente frecuentes son los problemas de audición, sobre todo y también en personas añosas: son casos en los que, además de no entender nada, te dejas la voz...

3/ La llegada masiva de extranjeros a nuestro país añadió alguna leña a este fuego: a los lógicos problemas con el idioma tendríamos que añadir sus diferentes concepciones de la medicina o del modo enfermar. Frases como "me escuece el duodeno cada vez que voy al baño" son capaces de dejarte a cuadros...

4/ La inadecuada dinámica de pareja puede llegar a constituir también un serio problema de comunicación. Son esos dúos: madre-hijo, marido-mujer, etc... que nunca están de acuerdo en nada y que llevan sus desavenencias hasta a la consulta del médico... En el ejemplo que sigue deben imaginarse al facultativo como si del espectador de un partido de tenis se tratase: mirando aquí y allá sin dar crédito...
-. Verá Doctor, me duele muchísimo esta cadera cuando ando un rato
-. Pero si tú no andas nunca, bandarra, ¡Qué dices!
-. ¡Que síiiii, tú cállate!
-. Además, el otro día decías que lo que te dolía era el hombro, ¡A ver si te aclaras! 
-. ¡Pero la cadera también!
-. ¡¡Eso te pasa por haberte liado con la coja esa!!

5/ Por último están los problemas derivados del desconocimiento que, aunque se van resolviendo a medida que incrementamos la cultura sanitaria de la población general, no es menos cierto que aún nos queda un largo recorrido por andar, en este sentido... 
a - Los más habituales son aquellos que no te ayudan nada: 
-. ¿Como se llaman sus pastillas para el estómago?
-. ¡Ah, no sé! ¡Ahí estarán!
b - Pero también están aquellos con ánimo de ayudar, aunque sin éxito:
-. Son unas pastillas amarillas, pequeñas, que vienen en una caja que no es grande, aunque tampoco pequeña, con letras negras... Y añaden un "Sabe Usted?", como para darle mayor énfasis al asunto...
c - Los más difíciles, aunque afortunadamente son también los que menos vemos, son aquellos que pretendiendo ayudar desayudan, como en éste caso que atendí ayer:
-. Verá Ud. Dostó: me duelen musho las vocal, y todas las mañanas me levanto sinfónica... Podrá Ud. recetarme después el Palé y el Leucudrofeno? (Por "Pariet" y por "Ibuprofeno")
-. ¿Mandeeeee?



viernes, 25 de noviembre de 2011

Un escondite para ideas

 .


La consulta es, nos lo demuestra en numerosas ocasiones, un lugar no exento de cierto privilegio cuando se trata de observar aspectos como lo sorprendente que puede llegar a ser la naturaleza, u otros como la grandeza y/o las miserias que engalanan a los seres humanos...

Aquella paciente había entrado manifestando el motivo de su consulta:
-. "¡Tengo un agujero en la cabeza!"
Al referirlo en un tono de cierta preocupación, ya imagináis la alarma que pudo despertar...
-. ¿Un agujero?, ¿¡A ver!?...

Por lo deducido de la anamnesis pude saber que, con anterioridad y a ese nivel, tuvo lo que pudo ser un quiste sebáceo que con el paso del tiempo fue creciendo y al que ella no prestó demasiada atención, a pesar de que en ocasiones le molestaba el paso del cepillo, al peinarse...

Un día el quiste empezó a vaciar su contenido al exterior, dejando esa cavidad que no suponía, en principio y por el momento, mayor problema que el estético.

Envié a esta paciente al dermatólogo aunque no sin una cierta reserva de jocosidad al pensar, a la salida de un proceso electoral, en lo útil que pudo resultar a algunos tal "escondite para ideas"...



jueves, 24 de noviembre de 2011

Un relax de consulta



Esa mañana iba a sustituir a un médico de un Centro de Salud de Leganés, por lo que antes de comenzar la consulta hablé con los encargados de la Unidad Administrativa del Centro, con el fin de que me actualizasen informandome de las novedades e incidencias que habría de tener en cuenta desde mi ubicación y ocupación.

Me informaron de que el ordenador de la Sala 13 (la habitual), estaba dando problemas en su conexión en red, por lo que me asignaron la Sala 20, lugar al que me encaminé con los bártulos habituales (recetas, sello de caucho, etc...).

La Sala 20 era un hermoso despacho, con unas preciosas vistas a la arboleda que se interponía entre el Centro y la Avenida: el suelo del parque lucía alfombrado de las hojas amarillas con las que suele vestirse un otoño maduro...

"Parece que el primer paciente se retrasa -me dije- o será que está mejor y se ha replanteado eso de madrugar..."

El sol penetraba generosamente hasta los más recónditos rincones del despacho y en la lejanía podía verse el barullo de la rutinaria vida de la ciudad, los coches que bordeaban sus rotondas, el paso de la gente, etc...

"¡Qué raro -seguí diciéndome- tampoco viene el siguiente!"

A la media hora de contemplar las vistas, el color de las paredes y el detalle más oculto de la consulta, tras el mundo que configuran los casi treinta minutos sin haber visto acercarse a nadie, empecé a preocuparme seriamente: algo estaba fallando... Me dirigí hasta la Sala número 13, en cuya puerta se encontraba un pelotón de pacientes en situación de espera resignada, cuando no indignada:

"¡Aún no ha venido!"; "¿No hay nadie pasando consulta?"; "¡Pues yo ya llevo esperando 20 minutos!"; "¡Si es que no hay formalidad!"; "¡Qué país!"...

Se habían olvidado de colgar, en la puerta de la Sala 13, el cartel informativo que suele colocarse en estos casos en los que se cambia de despacho...

Los pacientes habían empezado a dejar de serlo...


miércoles, 23 de noviembre de 2011

¿Once a una, una a once?




Una sentencia emitida hoy por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) declara que el decreto que había sido aprobado por el Gobierno Regional, el pasado 29 de julio de 2.010, y que establecía el Área Única Sanitaria, "no es conforme a derecho", y consecuentemente lo anula.

Recordemos que anteriormente a este decreto la Comunidad Autónoma de Madrid se dividía y organizaba en torno a 11 Áreas Sanitarias independientes.

Desde este decreto emanan resoluciones como la libre elección de médico, pediatra y enfermero en Atención Primaria, la elección de Centro Sanitario, Hospital o especialista en el ámbito de toda la Comunidad, o la posibilidad de que cualquier profesional, y no solamente los licenciados en medicina, ocuparan el cargo de Director de un Centro de Salud, siendo esta última cuestión, la que configura el artículo 9 del decreto, una de las más cuestionadas por el TSJM: "... las decisiones clínicas, en el ámbito de la medicina, sólo pueden ser tomadas por médicos..."

Un frenazo, sin duda, en la progresiva instauración de esta nueva y aglutinadora estructura, y contra el que aún cabe interponer recurso ante el Tribunal Supremo, ya que en realidad "... la sentencia no anula el Área Única..."




martes, 22 de noviembre de 2011

Guillotin el filantropo

.


"En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para perder la cabeza"
(Piotr Ilich Tchaikovski)

En 1.792, algunos años después del asalto a la fortaleza de la Bastille, acto que aglutina el simbolismo del inicio de la Revolución Francesa, el ciudadano alemán Tobias Smichdt, un fabricante de clavicordios establecido en Estrasburgo, recibió un singular encargo de la Asamblea Nacional: construir, siguiendo las indicaciones del Dr. Guillotin, el aparato con el que los delincuentes comunes y los traidores a la Revolución recibirían una muerte rápida, humanitaria e igualitaria...

Al ladrón apellidado Pelletier, condenado por robo con violencia en la vía pública, le correspondió el honor de estrenar el artilugio, cuyo diseño fue ultimado durante una conversación que Smichdt mantuvo en casa del verdugo Sanson...  

"¡No quiero morir!", exclamaba Pelletier camino del Cadalso, un miércoles 25 de abril de 1.772, el mismo día en que Rouget de Lisle interpretaba, por vez primera y también en Estrasburgo, "Le chant de guerre pour l'armée du Rhin", obra que más tarde sería rebautizada como "La Marsellesa".

Diez días antes la guillotina había pasado un riguroso control de calidad, en el que fueron decapitados tres cadáveres humanos en el patio del que había sido hospicio de Bîcetre (París), transformado en cárcel para alojar a los enemigos de la Revolución, quienes presenciando la inusitada exhibición desde sus ventanas exclamaron: "Es la famosa igualdad de la que tanto hablan: todo el mundo morirá de la misma forma".

Por el filo de su hoja pasaron decenas de miles de individuos de todas las condiciones, desde reyes a mendigos... El invento no tardó en popularizarse de una manera tal, que llegaron a comercializar reproducciones a escala, de juguete, que los niños recibían a modo de regalo.

El Dr. Guillotin, uno de los médicos de mayor reputación del París de la época, no la concibió como la máquina de terror que alcanzó a ser, sino como un instrumento de piedad con el que acabar con las penas desiguales para delitos de la misma naturaleza, que se aplicaban en función del estrato social del ajusticiado: un noble podía escoger entre la muerte bajo la espada o el hacha, pero el ciudadano común agonizaba en una rueda, y luego de ser quebrado vivo, moría lentamente colgado en la horca o descuartizado. El falsificador de monedas era arrojado a una caldera hirviente y el hereje quemado vivo en la hoguera...

Definido como un hombre laborioso, austero, tímido, devoto, casto y honesto, defensor de la precisión de la formación y de la correcta práctica de la medicina, el Dr. Guillotin falleció a los 76 años víctima de la indiferencia general y del disgusto por el uso abusivo de su creación. "Quiso terminar con el sufrimiento de los condenados a muerte y jamás imaginó que quedaría ante los ojos del pueblo como un sádico criminal en lugar de un benefactor de la humanidad. Víctima de la opinión pública, quedó convertido para siempre en el patrono de esta horrible máquina..."


Muchos años más tarde, el 9 de octubre de 1981, el Boletín Oficial de la República Francesa publicaba el decreto de abolición de la pena de muerte en Francia, firmado por el entonces presidente François Mitterrand. Una victoria de su ministro de Justicia, Robert Badinter, quien había llegado al cargo cuatro meses antes... Badinter recibió montañas de cartas con amenazas de muerte a su familia; ante su casa presenció numerosas manifestaciones pidiendo su renuncia, pero a pesar de todo nunca capituló en su empeño de conseguir abolir la pena capital...




domingo, 20 de noviembre de 2011

200 elefantes se balance...

El 13 de junio del 2.010 nacía "El Parte de Confirmación", en un intento de separar del contenido general de mi blog "forelatos" cuanto escribiese específicamente relacionado con la medicina y la salud.

Tras un año y medio y sin saber exactamente como pudo pasar, ahora me encuentro elaborando el post número 200, por cuanto puede deducirse que con una cierta aproximación y en el período de tiempo que nos ocupa, he añadido una entrada cada dos días y medio; una media de doce al mes.




Los que sois lectores asiduos de blogs ya sabéis de su dinámica absorbente: te envuelve con su fuerza centrípeta y acabas alimentandolo con creaciones que percibes tan efímeras, como las de este hacedor de burbujas de jabón.



Visitas, en una noche cualquiera

En la actualidad "El Parte de Confirmación" roza el total de las 41.500 visitas que se acercaron desde todos los rincones del mundo, muy particularmente y como parece lógico, del ámbito de los países de habla hispana.

El lento pero constante incremento en el número de lectores, así como la fidelización de un número tambíen creciente de ellos, permite que en la actualidad nos situemos en la cercanía de las 6.000 visitas al mes.

Y por supuesto, es lo más importante: el alto que pretende significar el mojón del segundo centenar habrá de servir como oportunidad para volver a agradecer, a todos los seguidores de éste blog, su valiosa compañía y su apoyo...



sábado, 19 de noviembre de 2011

El miedo y el escroto

.


"A lo único que debemos temer es al miedo"
(Franklin D. Roosevelt)


Sirva este post a modo de guiño de simpatía hacia el personal administrativo de los distintos Equipos de Salud, que suponen una inestimable ayuda a la hora de filtrar al personal que acude sin cita previa y en tantas facetas más de nuestro quehacer diario.



jueves, 17 de noviembre de 2011

La próstata y ellas

.


La medicina tiene la capacidad de apasionarnos eventualmente, con la publicación de datos que, como el que va a ocuparnos durante la redacción de este post, nos resultan sorprendentes, insospechados y absolutamente impredecibles: es éste uno de esos extraños casos de simbiosis en que lo que toman unos, en este caso unas, acaba perjudicando a otros... ¡Como lo oyen!...

Recientes investigaciones pondrían de manifiesto que el extenso uso de la píldora anticonceptiva por parte de las mujeres, que ha venido aumentando a lo largo de los últimos 40 años, podría ser responsable del inusual incremento de los casos de cánceres de próstata en el mundo.

Los investigadores del Hospital Princess Margaret, de la Universidad de Toronto, publican sus estudios en la última edición de British Medical Journal (BMJ), una de las revistas médicas de mayor prestigio internacional. Estos científicos canadienses creen que los subproductos de estrógenos que son excretados a través de la orina de las usuarias de la píldora, han estado contaminando la cadena alimenticia y el agua potable.

Por otra parte: es conocida la capacidad de estos derivados estrogénicos de producir ciertos tumores, como el de próstata.

Son estudios estadísticos, que no son concluyentes a la hora de establecer una categórica relación causa-efecto, para lo que serían necesarias otras investigaciones... Pero mientras tanto, señoras, permitanme la gracia de pensar que a algunos se les caerán los palos del sombrajo, cada vez que decidan uds. ir al baño a pares... 



martes, 15 de noviembre de 2011

Proyecto Fresneda

.


Durante cerca de 20 años he vivido en la Urbanización La Fresneda, junto a Lugones, en el término municipal de Siero (Asturias). Aunque mi vida se ha caracterizado por los "tumbos" que he ido dando de aquí para allá, confieso que nunca llegué a conocer ningún otro lugar en el que se consiguiese una tan destacable calidad de vida. En La Fresneda civismo y urbanismo se aunan alcanzando encumbradas cotas, a un precio que no elude lo razonable.

Una de las cosas de las que nos sentíamos orgullosos era nuestro Club Social, impresionantes instalaciones en las que podíamos disfrutar de la práctica de la mayoría de los deportes, de entre los que destacaban, sin lugar a dudas y por su mayor aceptación, el paddle, el golf y -como no- el fútbol.

En la década de los 90, cuando apenas era conocido y lo único que se sabía de ese deporte era su relación con el entonces Presidente Aznar, en La Fresneda ya contábamos con 6 pistas de paddle, por lo que se entiende que en nuestra Urbanización residiesen algunos de los mejores jugadores de España y del Mundo, para los diferentes cortes de edad.

La Urbanización fue creciendo por lo que un día resultó necesario construir un consultorio, que dependía del Centro de Salud de Lugones. Desde el principio, el consultorio de la plaza mayor ya se caracterizó por su extraordinaria calidad asistencial y la entrega abnegada de Valentin Perez, nuestro médico de atención primaria.

Con el paso del tiempo, la llegada de más población y la necesidad de más médicos, el consultorio pasó a ser un Centro de Salud independiente, con la construcción de nuevas instalaciones.

La asistencia sanitaria en La Fresneda consiguió ese nivel de idoneidad que todos soñamos, cuando imaginamos una población en la que de verdad se cultiva y promociona la salud. Con la colaboración de un voluntariado de expertos en diferentes materias, de forma gratuita, se configuraron una relación de Talleres de Salud -en la actualidad eran 20- de entre los que destacaré: 
-. Dejar de fumar
-. Lactancia materna
-. Alimentación
-. Apoyo Psicosocial
-. Yoga, Taichí, Pilates...

Todos ellos formaban parte del "Proyecto Fresneda", que llegó a ser conocido y apreciado por los médicos de toda España, quienes lo erigimos como un claro ejemplo a seguir.

La lectura de la carta abierta de Valentín Pérez, ayer, y en la que nos comentaba el desinterés de la actual Gerencia de Atención Primaria por el Proyecto Fresneda, me llena de tristeza, rabia y sorpresa.

Queridos Colegas de La Fresneda: ¡Desde aquí quisiera brindaros todo mi apoyo!



lunes, 14 de noviembre de 2011

La diabetis

.
Publicidad en una calle de Latinoamérica


Hoy, como cada año, conmemorábamos el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad de la que debemos pensar que, a pesar de los importantes avances conseguidos en las últimas décadas, aún queda mucho recorrido.

Recorrido con los numerosos casos que aún quedan por diagnosticar y los demasiados que jamás se diagnosticarán; recorrido a la hora de conseguir un diagnóstico más precoz (en la actualidad se calcula que -de media- la enfermedad ya se instauró 7 años antes de descubrirla); recorrido persiguiendo un autocontrol y un tratamiento, si no más eficaces porque ya lo son, si más cómodos. Y recorrido, finalmente, a la hora de lograr algo tan nimio como su correcta denominación y -con ello- su mejor conocimiento: una gran mayoría de los hispanoparlantes la denomina erróneamente "diabetis".

En la Comunidad de Madrid la prevalencia global de la Diabetes es del 8,1%, siendo más frecuente en hombres que en mujeres y a medida que avanza la edad. El 22% de los diabeticos desconocen padecer esta enfermedad...

Impresiona el pensar en la cantidad de millones de personas que actualmente son diabéticos en el mundo y en la evidencia de que serán muchísimos más, habida cuenta de que los países más poblados de la tierra están en vías de desarrollo.

Sobra recordar que malinterpretamos el desarrollo equiparándolo con un modelo de sociedad motorizada en el que se vive para trabajar, sin tiempo para cocinar, comer con sabiduría y tranquilidad, ni cuidar mínimamente otros aspectos de nuestra salud...



En ocasiones veo madres...

.

Madre e hija entraron en la consulta, aunque la muchacha, abstraída por el contenido de la pantalla de su móvil, sólo parecía haberlo hecho físicamente.
-. Buenas tardes, doctor -me dijo la madre.
-. Hola, muy buenas tardes. Uds. me dirán...
-. La paciente es mi hija -añadió la mujer mientras miraba hacia la joven, que seguía absorta con su teléfono. 
-. (...)

Se estableció un silencio tan prolongado y molesto, que finalmente hizo reaccionar a la muchacha...
-. ¿Eh? -dijo mientras levantaba bruscamente la mirada, tomando conciencia del lugar en el que se encontraba, así como de lo que se esperaba de ella- ¡Ah!...¡Vale!... ¿Se lo cuento yo o mejor se lo cuentas tú?
- No... -respondió la madre en un tono de cierta recriminación- ¡Se lo cuentas tú!...
La muchacha había vuelto a los contactos de su Tuenti, por lo que tuvimos que recurrir nuevamente al silencio para solicitar su fugaz atención.
-. (...)
-. ¿Si?... A ver, vale, se lo cuento yo... ¿Y por donde empiezo? -le pregunta a su madre en un gesto contrariado- ¿Le cuento primero lo de la garganta, o lo del cuello?

Finalmente, se veía venir y lo habreis adivinado, fue a la madre a quien hube de someter a la anamnesis, mientras la hija no dejaba de mirar al móvil sonriendo.

Por supuesto que me negué a explorar a nadie que no fuese la interesada, aunque no sin cierta dificultad, debida a los piercing que le colgaban de la lengua... 

La chiquilla volvió a ignorarme cuando me disponía a hablar de las recomendaciones propias de la pauta del tratamiento, por lo que hube de asegurarme de que la madre las comprendiese bien...

Todo un problema esto de los móviles y en algunos casos...



domingo, 13 de noviembre de 2011

El Yo cuantificado

.


Este pastillero con compartimentos, programación y alarmas para diferentes tratamientos, puede parecernos absolutamente vanguardista, sin embargo es lo más parecido a una entrañable antigualla, a tenor de lo que nos cuentan las tendencias...

Hace poco tuve ocasión de toparme con "El yo cuantificado", es el título de una conferencia que Gary Wolff fue impartiendo, en diferentes lugares del mundo, y que aproximo aquí:


"Me levanté esta mañana a las 06:10, después de acostarme a las 12:45. Me desperté una vez durante la noche... El ritmo cardiaco era de 61 latidos por minutos, la presión arterial de 127-74 mmHg... Ayer no hice ejercicio, por lo que no se pudo calcular la Frecuencia Cardíaca Máxima... Tenía unos 600 mgs de cafeina y 0,0 de alcohol... Mi Indice de Narcisismo Personal ó INP-16 es de un tranquilizador 0,31.

Sabemos que los números son útiles para hacer publicidad, gestionar, gobernar, buscar... Hoy comentaremos que también lo son para reflexionar, aprender, recordar y para mejorar. Las personas ya controlan su alimentación vía Twitter y los pañales de sus hijos en el IPhone. Guardan una relación detallada de sus consumos, humores, síntomas y tratamientos...

Los avances tecnológicos están cambiando nuestro estilo de vida; los dispositivos móviles, la mejora exponencial en sus capacidades de almacenamiento y procesamiento de datos; el perfeccionamiento de los sensores biométricos de nuestras constantes, actividad, también de nuestro sueño...

Acaba de presentarse lo que parece un nuevo y prometedor inhalador para el asma, que en su parte superior lleva un pequeño dispositivo GPS... El aparato nos da la fecha y el lugar en el que se produce un incidente asmático, registrándolo, lo que da una nueva dimensión de la vulnerabilidad del asmático, en relación a dos factores: el tiempo y los factores ambientales...

El pasado año Apple registró un dispositivo biométrico para medir, a través de sus auriculares para IPad, IPhone, IPod..:
-. El Oxigeno de la sangre
-. La Frecuencia Cardíaca
-. La Temperatura Corporal

No será necesario detallar la existencia de otros muchos artilugios como las lupas o los microscopios que pueden añadirse al IPhone, los relojes de pulsera (GlucoWatch) que registran datos de glucosa en el sudor de la muñeca, y un larguísimo etc...

Todos estos dispositivos están cambiando nuestro sentido del YO en el mundo y por supuesto también las redes sociales, que permiten que la gente colabore y contribuya... Al final estamos hablando de automejora, de autoconocimiento, porque definitivamente el YO es el auténtico centro de operaciones."



sábado, 12 de noviembre de 2011

Filosofía irlandesa

.


En un pub de Temple Bar, la consagrada zona de copas de Dublín, pueden leerse este algoritmo, que trata de resumir la filosofía con la que este pueblo inquieto y festivo afronta la vida...


Ud. sólo debe preocuparse por si está bien, 
o está enfermo.
Si usted está bien,
entonces no hay nada de qué preocuparse.
Si está enfermo,
hay dos cosas por las que preocuparse:
 se curará o morirá?
Si usted se cura,
no hay nada de qué preocuparse.
Si usted muere,
hay dos cosas por las que preocuparse:
irá al cielo o al infierno?
Si usted va al cielo,
no hay nada de qué preocuparse;
Pero si va al infierno,
le temblaran las manos, estará tan condenadamente ocupado
saludando a sus amigos,
que no tendrá tiempo para preocuparse
!!!



viernes, 11 de noviembre de 2011

Código HON



Cuanta información pueda complementar la que nosotros damos a nuestros pacientes habrá de ser siempre bienvenida, cuando cumpla unos criterios básicos de objetividad, claridad en la exposición y fiabilidad. Por otra parte el paciente habrá de saber leerlas con las dosis de sentido crítico que suelen ser necesarias, para el adecuado aprovechamiento de la información.

Cuando hablamos de fuentes de información hemos de comenzar enumerando las famosas Fichas Técnicas de los medicamentos, los prospectos a los que siempre se les imputó la capacidad de ir sembrando cierto pánico... Y es verdad que con alguna frecuencia pude oir en la consulta:
-. "Compré el medicamento que Ud. me dijo, pero leí el prospecto y no lo tomé, porque dice que puede..."

En cada cupo existe un contingente de enfermos, con los que resulta necesario detenerse a explicarles aspectos que acaben tranquilizándoles, a la vez que formándoles en un mejor uso de estos suplementos de información, con frases como:
"Los prospectos se escriben desde un punto de vista legal, más que médico"
"Si el medicamento se llamase AGUA, el prospecto habría de recoger la posibilidad de ahogarse, o de sufrir un Tsunami...", etc...

Desde el advenimiento y la popularización de internet, las posibilidades de conseguir información se han elevado hasta un cierto infinito, y con ello también las de tropezarse con fuentes de todo punto inadecuadas. De ahí surge la necesidad de certificar la información, de blindarla con un halo de fiabilidad, para eso nacen Fundaciones como Healt on the Net (Salud en la Red), cuyo código HON garantiza la supeditación de la fuente a unos determinados principios.




Recuérdelo y siempre que quiera revisar un determinado tema médico en internet, añada a la palabra escrita en el buscador el término HONCODE. Por ejemplo: en lugar de escribir "Diabetes", escriba Ud. "Diabetes Honcode", con lo que únicamente obtendrá resultados certificados.



Los partes de confirmación

.


Me doy cuenta de que a pesar del nombre que en su día elegí para mi Mediblog, resulta extraño comprobar que estoy a punto de escribir el post número 200, sin haber hablado ni una sola vez de Bajas Laborales o de Partes de Confirmación.

Y quizá no lo hiciese hasta ahora por haber pensado siempre que hemos creado y mantenemos un sistema de Bajas tan imperfecto, que nunca supe por dónde iniciar una aproximación al tema. Pero en fín, hoy lo intentaré...


La primera cuestión que se me antoja abordar es que se trata de un elemento muchísimo más volcado en y pensado para el empresario que para el enfermo: si ha cogido un trancazo, una gripe -póngase por caso- y a pesar de que Ud. ya sepa que para su tratamiento bastaría con unas ciertas dosis de reposo y paracetamol, no importa: en lugar de quedarse en cama ese par de días ó tres, necesarios para su curación, debe levantarse y acudir hasta el Centro de Salud adónde, tras esperar el tiempo necesario y en el que probablemente resultará contagiado algún conciudadano, accederá a la consulta para recoger el Parte de Baja con el que satisfacer las exigencias laborales.

Es bastante posible que la cosa no quede ahí, que tras abandonar el Centro de Salud deba Ud. buscar algún fax de uso público desde el que poder enviar la Baja a su empresa. Un par de días después, puede que aún convalesciente y caso de que no existan complicaciones ni imprevistos, deberá Ud. repetir la operación: acudir de nuevo al Centro de Salud para solicitar su Alta...


Pero las Bajas Laborales no solamente acaparan una parte importante del tiempo que Ud. requeriría para su curación, también consumen el tiempo de consulta de los demás, de aquellos -los otros usuarios- que acuden cada día con su cita, mediante la cual reservaron su espacio de 5 ó 6 minutos: y digo esto porque la mayoría de las urgencias que vemos cada día, que vienen sin cita previa y debemos intercalar entre los pacientes programados, se justifican en la necesidad de recoger el correspondiente justificante para alguna empresa. En muchos de estos casos el enfermo ya sabe qué habría de tomar (migrañas, gripes, catarros varios, gastroenteritis, etc...), o podría adquirir un remedio eficaz en la farmacia de la esquina.

Con frecuencia, cada día más, ya no bastará con el justificante: aún en los casos en los que el reposo exija sólo 24 horas, muchas empresas pedirán la Baja y el Alta en el mismo día, documentos cuya exigencia no tiene fundamentos pero que requieren de una elaboración mucho más compleja (hasta hace poco Alta y Baja requerían la impresión de ocho documentos, actual y afortunadamente "sólo" se imprimen cuatro).


Tampoco resulta lógico que los pacientes deban acudir siempre a recoger sus Partes de Confirmación semanal o quicenalmente: en numerosos casos ya sabemos que se trata de patologías que requerirán varias semanas ó meses de inactividad y reposo. Con demasiada frecuencia vemos a pacientes con muletas, o haciéndose acompañar por algún familiar, pasando un mal rato en la sala de espera ó sufriendo en el momento de sentarse ó de levantarse en la consulta.


De un tiempo a esta parte proliferan las valoraciones periódicas de Mutuas y/o Empresas dedicadas específicamente a estos temas y que vienen a añadirse a nuestras convocatorias, olvidándonos todos, con demasiada frecuencia, que aunque estemos tratando con trabajadores, son trabajadores enfermos.


Puede que la imperfección del sistema encuentre su explicación en el inadecuado funcionamiento de los departamentos de Personal (ahora llamados de Recursos Humanos ó RRHH) de las diferentes empresas, por lo que acaban pagando justos por pecadores, como casi siempre. Yo reservaría todas las exigencias que hemos venido comentando para los casos en los que la trayectoria profesional del trabajador invite a la sospecha de un mal uso, o de un abuso de las Bajas...


jueves, 10 de noviembre de 2011

Las recetas cronificadas

.


El problema de las recetas de crónicos sigue persiguiendonos y no hay indicios de la existencia de planes para su resolución en la inmediatez. Algunos días y con cierta frecuencia, a la media de 50 pacientes atendidos en consulta debes añadir la elaboración de un buen número de recetas, como el de la fotografía que encabeza y pretende ilustrar el tema, que corresponden a los pacientes que reciben un tratamiento crónico.

El enfoque que se le da a esta necesidad de renovar periódicamente las prescripciones varía de un lugar a otro: algunas Comunidades Autónomas, al haberse abrazado a la "Receta Electrónica" desde hace algún tiempo, han relajado al médico de la presión de esta carga burocrática, acudiendo los pacientes directamente a las farmacias, a recoger sus medicamentos habituales.

En Madrid aún no se adoptó medida alguna, por lo que se da la circunstancia de que en cada Centro de Salud pueden tener una forma diferente de actuar:
-. Las más de las veces las imprime el médico, cuando puede y aunque no pueda. Lo más habitual es que se vayan haciendo en el espacio de tiempo que existe entre paciente y paciente, sacrificando esos segundos que, de otro modo, se usarían y tan bien nos vienen para resetear la mente.
-. Otras veces -pocas- las hacen la enfermera ó la unidad administrativa, en un voluntarioso gesto de ayuda, ya que siempre serán responsabilidad del médico, quien aún así deberá encontrar ratos para firmarlas.
-. En algunos Centros, al no haberse habilitado un sistema para crónicos, los pacientes han de acudir a consulta cada vez que desean renovar sus remedios.

Vayan desde aquí mis clamores en pro de la resolucíón de este conflicto que sólo sirve para incrementar la carga de trabajo del médico. Clamor también por conseguir las oportunas modificaciones en su reparto cualitativo, pudiendo dedicar una mayor parte de nuestro tiempo a la labor puramente asistencial: en pleno siglo XXI, con el impresionante despliegue tecnológico que nos rodea, la fórmula "una receta, una caja" ya debería constituir un mal recuerdo histórico en toda España.

Por supuesto que en el abigarrado campo de las recetas, además de las prescripciones para crónicos a las que quise circunscribirme, existe todo un mundo de problemas, impecablemente descrito por nuestro colega Rafael Bravo, en la entrada del día de su blog "Primun non nocere".



lunes, 7 de noviembre de 2011

Fibrosuyalgia

 .
Cicatriz post-intervención en Suiza, por fibromialgia

La primera vez que Josefa vino a mi consulta, lo hizo para contarme las experiencias que acababa de vivir en Suiza, país hasta el que se había desplazado en busca de un remedio, una solución un tanto desesperada para su fibromialgia.

Obviamente la cosa no le había resultado gratuita, ni tampoco barata: durante largo tiempo tuvo que ahorrar hasta reunir la cantidad de 6.000 euros, que supondrían los gastos aproximados, derivados de la intervención.

En las siguientes visitas al Centro, Josefa me hablaba del acierto que supuso la decisión de someterse a la intervención, del inmenso alivio que había traído a sus padecimientos, de que no dudaría en volver a hacerlo, ¡vaya si iría!...

Poco a poco las molestias volvieron a frecuentarla, por lo que tuvo que volver a consultar una Unidad del Dolor... Desde Suiza le hablaron de la necesidad de someterse a una segunda intervención, con el fin de consolidar los "excelentes resultados que se habían logrado con la primera"... 


Cicatriz post-intervención en Suiza, por fibromialgia

Nuevamente Josefa al ahorro y nuevamente a viajar, a cantar las excelencias de la segunda intervención para volver a quejarse, meses después y volviendo a cerrar el círculo...

Desde mi traslado a otro municipio no volví a verla, aunque recuerdo su caso con cierta frecuencia, como ejemplo que ilustra el de tantos pacientes con enfermedades crónicas y poco conocidas, en el núcleo de cuya fe encuentran un excelente caldo de cultivo las ofertas de buen número de visionarios, cuando no de charlatanes, cuyas técnicas no tienen ni aval, ni soporte científico.



jueves, 3 de noviembre de 2011

Carpe horam

.


Aunque podría decirse que este blog aborda diferentes aspectos de la profesión médica, creo no disimular que aquellos que recojo con mayor satisfacción se refieren a las anécdotas que me ocurren en el espacio del día a día de una consulta, reflejos del sentir de las numerosas tipologías humanas respecto del acto médico propiamente dicho. 

Se trata, las más de las veces, de historias inocentes, de situaciones divertidas que no están desprovistas de un toque de humanidad. Pero no siempre son así...

Hay ocasiones, como la que hoy refiero, que sin dejar de resultar anecdóticas traducen actitudes irrespetuosas para con las instituciones y los trabajadores entregados al servicio público; individuos carentes de unos mínimos necesarios para la convivencia social, comportamientos que probablemente se potencien desde la postura que la administración viene manteniendo, de un tiempo a esta parte: la de recordar machaconamente los derechos, desde el despropósito consciente de una renta electoral, sin mencionar nunca los deberes.


En un momento en el que salí hoy, a gritar los nombres de los próximos pacientes que habrían de pasar... (Sí, hay días en los que resulta necesario gritar para hacerse entender por encima del ruido de los niños, que corretean jugando por la sala de espera)... Se acercó un joven diciéndome: 
-. ¿Me ha llamado?
-. ¿Cual es tu nombre?
-. Fulanito de Tal...
-. Claro, te llamé a las 11h00, cuando estabas citado... ¡Ahora son las 12h45!
-. ... ¡Yo que sé!... ¡No uso reloj!



martes, 1 de noviembre de 2011

Para quién? Para Cetamol!

.


Hoy entra en vigor el Decreto Ley que obliga a los médicos a la PPA -Prescripción por Principio Activo- en todos aquellos casos en los que existan varias presentaciones no licenciatarias. La farmacia dispensará, de entre todas las posibilidades, las marcas más económicas.

Tal y como se iniciará el tema en nuestro país, podrían derivarse los siguientes aspectos:

VENTAJAS
1.- El posible ahorro por parte de la Administración de cantidades que ya no habrán de ser muy elevadas, habida cuenta de que en una cierta medida la mayoría de los fármacos implicados ya se venían prescribiendo en sus formas genéricas, las más de las veces las más económicas.
2.- Una nueva oportunidad de negocio para las farmacias; establecimientos que, por no implicarse con las leyes internacionales acerca de la libre competencia, ya vienen siendo los más rentables del país.  

INCONVENIENTES
1.- Aumentará el trabajo burocrático del médico cada vez que deba justificar -por escrito- la prescripción de alguna marca que se salga de los criterios de selección, pero que resulte, por la razón que sea, más apropiada para el paciente. 
2.- En un marco como el nuestro, en el que las diferentes marcas de un mismo principio activo tienen envases absolutamente distintos, cabe la posibilidad de que al paciente se lleve un producto de aspecto diferente cada vez que acuda a la farmacia con intención de adquirir su tratamiento. Desde hace años, sin éxito, los médicos venimos reivindicando la isoapariencia, esto es: "¡Si son iguales, que PAREZCAN iguales!".

Y lo hacemos en base a la de por sí complicada nomenclatura farmacéutica, que hace que un buen contingente de pacientes, ó no tenga conocimientos, ó no se sienta cómodo con el manejo de los principios activos (DCI), prefiriendo entenderse con las marcas, los tamaños, los colores y las formas. 

Por otra parte, la exagerada diversidad en la oferta del mercado farmacéutico español añade una buena dosis de dificultad, sirva el ejemplo: un paciente con 4 medicamentos podría recibir, al acudir a buscarlos a la farmacia, miles de posibles combinaciones de envases con diferentes aspectos...

Lamentablemente no estoy hablando de nada que no sepamos, es algo que ya viene ocurriendo y que ahora, sin haberse efectuado las oportunas correcciones y con la entrada en vigor de éste último Decreto Ley, puede recrudecerse... 
Con demasiada frecuencia puede escucharse en mi consulta:
-. No, no te puedo recetar estas dos cosas, porque son lo mismo!


Related Posts with Thumbnails