sábado, 29 de octubre de 2011

¿Dispone algo más...?

.
Acabada la consulta tras haber recibido a 46 pacientes, un número que bien podría perfilarse como una media habitual, me disponía a concluir la jornada acudiendo a un aviso al domicilio desde el que me habían llamado a primerísima hora, pocos minutos antes de mi llegada al centro.

Dadas mis estimaciones respecto de la relativa cercanía del lugar -en principio no debía tardar más de 15 minutos- dadas también las dificultades intrínsecas al aparcamiento en la zona, decidí ir dando lo que, de no haber comenzado a caer chuzos de punta, hubiera constituido un agradable paseo.

Al no llevar paraguas, ni tampoco ofrecer la zona demasiados lugares en los que resguardarse, acabé con peor aspecto que un ecce homo y una fría humedad instalada en los más recónditos recovecos de mis humores.

Ni el mismísimo Murphy hubiera predicho que, al llegar finalmente a mi destino, tuviese que subir los seis pisos de la altura del bloque, por encontrarse fuera de servicio el ascensor...

-. Buenos días, señora, soy el médico. Ha llamado Ud. esta mañana al Centro de Salud solitando una visita a domicilio... Según la información de que dispongo tiene Ud. un dolor lumbar...
-. Sí, me dijo la mujer mientras paseaba por su salón ordenando floreros y otros ornamentos. Los tengo alguna vez y ya estoy tomando el tratamiento. Sólo le he mandado llamar para que me hiciese el justificante...



jueves, 27 de octubre de 2011

E.T. en la consulta


Entró con su gorra ladeada, arrastrando unos pantalones que parecían andar sobrados de kilos, o qúizá sólo de tallas.

-. Buenas tardes... Dígame... ¿En qué puedo ayudarle?
Resultaba curioso verle gesticular. Al hablar me señalaba constantemente con el dedo, en una amplia variedad de aspavientos...
-. ... Es que el otro día, yendo al trabajo, me cayó una chupita guapa de agua... El caso es que me quedé tieso y desde entonces estoy con mazo de frío... o mazo calor... ¡No mola!... Mis hermanos me dicen: "`¿De qué vas, tronco?... Quítate el abrigo!"... Y yo les digo: "¡Pero qué va tío!, hace un viruge!"... 

Al verme un tanto sorprendido, añadió un:
-. ¿Me copias?

Mientras le auscultaba temí que acabasen cayendosele los pantalones, por cuanto podían verse unos calzonzillos que, al estar excesivamente alzados, parecían tener cuello de cisne... Su espalda lucía cubierta de tatuajes multicolores, al igual que sus antebrazos...

Deduje que debió entender mis instrucciones cuando escuché un "Dabuten", en el momento de entregarle las recetas. Al terminar la consulta, tras pedirme un "papel pal curro", me dijo reconocido:
-. ¡Muchas gracias, colega!
Por lo que es posible, lo deduzco de su despedida y desde la parte más jocosa de mis pensamientos, que también fuese médico, allá de dónde viniese...



domingo, 23 de octubre de 2011

Suicida


Hoy estuve visitando a un familiar ingresado en el Hospital Clínico de San Carlos, el viejo y entrañable Hospital Universitario en el que pasé una buena parte de mi juventud, empeñado en adquirir los pilares de la que habría de ser mi formación médica.

Si exceptuamos algunas remodelaciones del solado, la pintura de las paredes o la señalización, pocas otras cosas han cambiado realmente. A lo largo de buena parte de un rápido recorrido, pude sentir esa familiaridad propia de quién identifica lo que, en cierto modo, antaño fue suyo... 


Al subir hacia las aulas, la visión de las redes intercaladas en el hueco de las escaleras me hizo estremecer y recordar una fatídica experiencia... Aquél día, en un cambio de clase que también implicaba el cambio de aula, mientras subía sin tiempo las escaleras, sentí un grito desgarrador a la par que un roce en el antebrazo que apoyaba en el pasamanos. Todo duró escasos segundos, hasta que finalmente acabó con un golpe intenso y seco.

Al asomarme y mirar abajo pude ver el cuerpo reventado de una mujer, sobre una indefinida mancha roja; un bolso, unos zapatos y otros enseres dispersos me hicieron entender, mientras se me desgarraba el alma, que acababa de presenciar un suicidio.

Al parecer no era algo infrecuente: algún paciente, ó familiar de paciente a quien se le había dado una dramática noticia respecto de su futuro inmediato, podía optar por la preferencia de no vivirlo. En ese sentido, el amplio hueco de una escalera de ocho alturas constituía una fuerte tentación, motivo por el que finalmente, el buen criterio de la Dirección del Centro decidió llenar el vacío con redecillas de cuerdas, en un intento de frustrar los irreflexivos impulsos que fuesen cargados con tales intenciones.

El suicida, en principio, no es alguien que quiera morir: lo que realmente quiere es dejar de vivir una situación concreta, o de una determinada manera...



viernes, 21 de octubre de 2011

Un sarpullido en el alma

.
Los pacientes acuden al Centro de Salud en busca del remedio para sus males, tanto de aquellos que les aquejan físicamente, como para los de orden psíquico, social, etc...

A juzgar por las conclusiones a las que llegaba un blog que leí recientemente, teniendo en cuenta el número de personas que visitan cada día los diferentes C. de Salud de nuestro país (en total: más de un millón de pacientes) y sopesando también el tiempo que han de permanecer en actitud de espera hasta ser atendidos: se deduce que el Consultorio es, después de nuestra casa y en una estimación general, el lugar que más frecuentan los españoles.

Pero no todos los males encuentran solución en el C. de Salud. Alguna hay, incluso, que residiendo en nuestras propias casas, constituyendo la rutina de nuestro día a día, dejamos aparcada en puertas cada vez que acudimos al Ambulatorio.

Estoy hablando de Soledad:  un problema cada vez más frecuente que, sin llegar a ser una enfermedad, contamina nuestras vidas de una manera tan intensa, que nos provoca sarpullidos hasta en la mismísima piel del alma...


.

jueves, 20 de octubre de 2011

La otra Paz




Hoy, después de una historia de atentados que, según las distintas versiones, tendría un recorrido de entre 43 y 51 años: la banda terrorista ETA ha comunicado la deposición de las armas y el final de su lucha armada.

Desde hoy y en este país, La Paz vuelve a ser otra cosa, a significar algo más que el nombre de una Residencia Sanitaria de la capital...



miércoles, 19 de octubre de 2011

El Cáncer de las mamás

.


Sirva esta manifestación de arte urbano, entre lo festivo y lo macabro, para elogiar los logros de nuestra lucha diaria contra el cáncer de mama; conquistas que sin duda vienen de la mano de los avances en los diferentes campos que se ocupan del problema, pero que debemos fundamentalmente a la prevención ejercida desde el diagnóstico precoz.

Hoy celebramos el Día contra el Cáncer de Mama, el más mediático de todos los cánceres, por ser el más frecuente en la población femenina (27% del total)  y presentarse sobre todo a partir de una cierta madurez, por cuanto puede afirmarse que el de mama es el cáncer de nuestras mamás...

Hoy festejamos que de los 20.000 nuevos casos que se presentan al año en España, el 90% sobrevivirán a los 5 años* del diagnóstico. 

Queda un largo camino por andar, aunque sabemos que vamos en la dirección correcta y a buen ritmo: la supervivencia de esta enfermedad está aumentando un 1,4% anual! 

Los eficaces programas de prevención, en nuestra Comunidad de Madrid, se integran en la visita que el Mamo-Bus efectúa cada dos años, a cada barrio o localidad, realizando mamografías a todas las mujeres mayores de 50 años

Por ser conocido que el aumento anual en el número de casos se debe, en una buena medida, al incremento de su aparición en edades cada vez más tempranas (uno de cada cuatro casos ya puede verse en mujeres de menos de 50 años), debemos plantearnos seriamente, como ya lo hicieran en otras comunidades autónomas, el adelantar la edad de inclusión de las pacientes en los programas de prevención.



* La tasa de supervivencia a los 5 años es un parámetro muy utilizado en Oncología.


miércoles, 12 de octubre de 2011

¡Adiós a mis queridos pacientes!

.


A lo largo de la pasada semana tuvo lugar el último Concurso de Traslados de los profesionales de la Sanidad de Madrid. Una buena parte de los médicos y enfermeros de ésta Comunidad Autónoma aprovechó la ocasión para mejorar su ubicación, acercándola a su lugar de residencia o a sus necesidades, hasta el punto de que puede afirmarse que fueron muchos los Centros de Salud en que se renovó una amplia mayoría de los componentes del equipo de trabajo.

Como siempre que se acometen planes de tal envergadura, la organización acaba resultando tan compleja que puede aplaudirse el hecho de que no surgieran grandes problemas derivados de tan elevado número de traslados, y que cuantos hubo acabaron limándose en beneficio de todos.

En mi caso, como en el de otros muchos compañeros, se me informó del traslado con muy poca antelación al momento en que se hizo efectivo, motivo por el que no pude despedirme, tal y como hubiera querido, de ninguno de mis pacientes.




Por ello quiero aprovechar la plataforma que me brinda este blog para hacerlo con un HASTA SIEMPRE, agradeciendo la simpatía y amabilidad con la que fui acogido y siempre tratado, a lo largo de los poco más de dos años -en que por las mañanas- ocupé una consulta de la primera planta, del Centro de Salud de la localidad de Villarejo de Salvanés.

Han sido unas 20.000 consultas en las que he tenido oportunidad de aproximarme, intentando ser útil, a esta gente tan maravillosa, llana y afable.



lunes, 10 de octubre de 2011

Recortes gráficos

.


Imágenes que, a raíz de los últimos recortes efectuados en Sanidad y por parte de algunas Comunidades Autónomas, circulan vía Correo Electrónico y pueden verse por Internet...




Las privatizaciones acaparan una buena parte del protagonismo de las críticas, habida cuenta de que a los ojos de algunos pueden ser vistas como una forma de acotar lo público. 




Cuando no aluden a una de sus consecuencias más inmediatas: las listas de espera...




O a otras consecuencias más... directas...




 El tema del ahorro a costa de los fármacos siempre fue controvertido: genéricos, precios de referencia, prescripción por principio activo, monodosis, etc...




Como también elevado es el precio de las pruebas complementarias...




viernes, 7 de octubre de 2011

Paradojas en consulta




-. Doctor, me duelen un poco los oídos...
-. Lo que resulta sorprendente es que no te duelan también las orejas...!


.

jueves, 6 de octubre de 2011

El niño que me tiraba de la barba

.


-. Para el tratamiento del lumbago, amigo mío, cuando menos se han de contemplar 3 grandes apartados, a cuál más importante: 
1/ un reposo relativo, evitando esfuerzos... 
2/ el uso de calor seco sobre la zona, con una cadencia de 15 o 20 minutos cada 3 o 4 horas... y...
3/ el tratamiento farmacológico que ahora mismo le comento...
-. Ya, doctor, pero me resulta dificilisimo cumplir con el reposo, teniendo a éste... -intentó señalar a su hijo que en esos momentos se....
-. Niño! No hagas eso!!!!! -el muchacho estaba estampando el sello del CIAS contra la pared de la consulta- Quieres hacerme el favor de traer ese sello?
-. Dany, escucha al doctor! 

Mientras matizaba los aspectos del tratamiento farmacológico con el padre, Daniel se había enfundado la sábana cubrecamillas como si del disfraz de John Rambo se tratase... Comenzó a arrastrar la camilla hasta el centro de la consulta, con intención de morir con las botas puestas en alguna de las mil y una batallas que se disponía a librar mientras -su padre y yo- departíamos...
-. Daniel, deja esa camilla y ven aquí!!!- dije un tanto autoritariamente, motivo por el que quizá conseguí que accediese a escucharme y acudiese a mi lado.

Muy pocos segundos después, resultaba de prever, el motor de su actividad reclamó nuevo combustible que Daniel quiso repostar sin dilación: comenzó a encontrar divertido el tirarme de la barba. Afortunadamente no fueron tirones muy intensos, resultaban soportables y sobre todo: lo mantenían entretenido permitíendome un cierto control sobre el niño y de la situación, por lo que opté por dejar mis barbas puestas, a remojar, mientras concluía con las instrucciones, las prescripciones y la consulta.



miércoles, 5 de octubre de 2011

Que le entreguen la factura

ÁNGEL VILLEGAS BRAVO
Carta al director
EL PAÍS16/09/2011

Hay autonomías en las que se está entregando, o se va a entregar, una factura "informativa" del coste que ha supuesto nuestra visita al médico, de la asistencia que recibamos en Urgencias, de la intervención quirúrgica que hemos sufrido o de cualquier gasto que ocasionemos por ponernos enfermos. Naturalmente, me estoy refiriendo a la sanidad pública. Lo hacen, o lo van a hacer, con la "sana" intención de que tomemos conciencia de lo que cuesta atendernos, aunque seamos nosotros mismos, con nuestros impuestos y cotizaciones los que pagamos.

Yo propongo que cada vez que el presidente de una comunidad autónoma se suba a su coche oficial, se le entregue la factura. Cuando sus escoltas perciban su salario mensual, que le entreguen la factura. Cuando visite centros de mayores o colegios, engalanados especialmente para su visita, que le entreguen la factura, así como en la multitud de fiestas y recepciones que se organizan por cualquier cosa. Cuando se suba en trenes o aviones para viajar en clase especial, que le entreguen la factura. Todo ello, claro, con la única intención de que "tomen conciencia" de lo que nos cuesta a los ciudadanos mantener tantas presidencias de tantas comunidades.

Cuando perciban sus sueldos y sus dietas, no hace falta que les entreguen nada, pues ellos saben bien lo que cobran e, incluso, alguno o alguna confiesa que le "cuesta llegar a fin de mes".



martes, 4 de octubre de 2011

Carta de un médico catalán



Me despiden... A partir del día 1 de Agosto no podré atenderles más debido a los recortes presupuestarios en sanidad proyectados por el gobierno de la Generalitat. Según me han comentado en subdirección médica, el hospital de Bellvitge no tiene dinero para pagarme este verano. Ni a mí, ni a los otros 56 médicos eventuales que, como yo, serán despedidos. Inicialmente el plan es recontratarnos en septiembre u octubre, con contratos renovables de mes a mes, sin derecho a vacaciones y posiblemente con una rebaja del sueldo.

Estas opciones son casi una invitación a los médicos para que abandonemos la sanidad pública. Lo mismo está pasando desde hace mucho tiempo con enfermeras, auxiliares y demás sanitarios que han visto empeorar sus condiciones de trabajo en los últimos años.
  
Estos recortes, junto con los realizados previamente y el actual cierre de hospitales, contribuirán a aumentar las listas de espera tanto para consultas como para quirófanos y a reducir la calidad de la asistencia hasta el punto que, quien quiera tener acceso a la salud, sólo le quedará la opción de pagar un seguro privado. Además de los gastos de este seguro deberá contar con el hecho de que la aseguradora no tendrá la misma cobertura de salud que la sanidad pública.

Esto será un gran beneficio económico para las aseguradoras de salud, que posiblemente ya se están frotando las manos pensando en los millones de euros que ganarán aprovechando esta penosa situación. También será un gran beneficio para las arcas de los gobiernos que habrán de gastar menos dinero en salud. Es decir, la salud de las personas es una carga para las arcas de los gobiernos. Pero entonces, ¿por qué pagamos impuestos?

Resulta curioso que no haya dinero para pagar médicos pero que sí haya para pagar un parlamento europeo, otro nacional, un parlamento autonómico, diputaciones y alcaldías. (No sé si son necesarios tantos "jefes").

También hay dinero para pagar pensiones vitalicias, y de cantidades importantes, a diputados y senadores. Yo personalmente prefiero tener un cirujano y una anestesista contratados que un político en su casa felicitándose por las cosas buenas que hizo cuando estaba trabajando para levantar el país.

También hay dinero para mantener coches oficiales que evidentemente son coches de gama alta y para que nuestros eurodiputados viajen en primera clase para que se cansan si viajan en clase turista. Eso sin contar dietas, alojamientos y otros gastos.

Hay miles de millones de euros para rescatar a los bancos de la crisis pero sin que después se les pida que devuelvan el dinero que se les ha dejado, este préstamo es lo que nos deja sin dinero para la salud y la la educación. Pero claro, los políticos y los bancos siempre son muy amigos y la economía de libre mercado intocable. ¿No hay dinero? No me lo creo.
 
Señores pacientes. Luchen por su salud: porque se la están robando. Con la excusa de la crisis, han retirado el dinero a lo más necesario en benificio de unos pocos. Nuestra sanidad, se está hundiendo y no es por falta de dinero sino por puros intereses económicos .. Quizás acabaremos como en Estados Unidos donde, quien no se lo puede permitir, no tiene derecho a la salud.

Luchen por su salud. Hagan reclamaciones, demandas judiciales, manifiéstense, asóciense, indígnense. Los sanitarios ya hemos luchado, ahora les toca a ustedes.

Quieren privatizar LA SANIDAD Y lo conseguirán si USTEDES NO LO IMPIDEN.




Nota: esta carta circula vía Mail desde hace algunas semanas, concretamente desde el inicio de los recortes que el Gobierno autonómico de Artur Mas inició en Catalunya... Desde aquí mi apoyo a mis colegas, los "metges"...



lunes, 3 de octubre de 2011

Surrealismo...



Qué difícil llega a ser, en ocasiones, la comunicación con nuestros mayores: sus problemas cognitivos, unidos las más de las veces a las deficiencias sensoriales propias de la edad, pueden llegar a convertir una breve charla en toda una pesadilla...

Hoy vino a verme una pareja de avanzada edad. Ella era la paciente, por lo que concentré todo mi diálogo en su dirección, hasta que su marido me detuvo diciéndo:
-. No se moleste, no puede entenderle.
-. ¿?
-. No... Hace años tuvo una infección muy fuerte y tuvieron que hacerle un implante coclear. Desde entonces escucha de un modo diferente a nosotros: oye unos sonidos que ella no se ha molestado en aprender a interpretar. Es como aprender un idioma nuevo, y a su edad no es fácil...

De pronto ella, quién había estado observandonos con gran atención, nos interrumpió diciendo:
-. Ya habéis terminado de hablar de mí? Bien, pues ahora me gustaría decir algo- exclamó mientras señalaba a su marido: "... Doctor: él bebe!... Y sus padres murieron por culpa de la bebida!".

Tras retomar, que no fue fácil, la dirección de una consulta que ya alcanzaba su fin, la paciente volvió a sorprenderme con una pregunta:
-. Es Ud. de Lugo?
-. No... ¿?
-. Es que una buena parte de mi familia es de Lugo, y a muchos de ellos no les conozco...
-. Ah! ¿?¡!


... Y muy señora suya

.


Como fiel reflejo que es de nuestra sociedad, por la consulta transcurren las transparencias de mil y una vidas... 

Aquella tarde entraba en la mía una pareja atípica, aunque no tan infrecuente en nuestros días.

Él, Santiago: un enjuto, pequeño y aviejado españolito rural; solteron de los que nunca tuvieron vocación de serlo; que iba envuelto en una policromada camisa floral, más propia de los trópicos que de nuestras latitudes, y coronado por un sombrero de paja que pretendía ocultar una pronunciada alopecia, que no adornar algo...

Ella, Jackeline: una rotonda y excesiva mulata de la que él parecía la sombra que proyecta un mediodía...

El paciente era él, aunque ella fue la que tomó la palabra desde el principio:
-. Anda, cuéntale al dotó lo que te paza!
-. Pues verá Ud. Doctor, yo venía a ver los resultados del análisis que me hice hace poco...
...
-. Veo, Santiago, que está Ud. hecho un roble!. Todos los parámetros analizados se encuentran en rango!. Todo está bien.

Mientras imprimo la analítica para entregarle a Santiago una copia, observo que ella le hace unas señas que él no parece compartir...
-. Muy bien, Santiago, aquí tiene Ud. una copia de la analítica. Puedo hacer alguna otra cosa por Ud?
-. No, Doctor, muchas gracias.
-. Como que ya tá?. No ze lo va a dezí?
-. Sí, ya está, no hay nada más!
-. Pero es que no le pienza dezí lo que te paza? No me fa´tidie que ze lo vi a tené que dezí yo!.
-. Que no me pasa nada más, mujer! Y vámonos ya que hoy el doctor tiene mucha gente!
-. Pero zerá desgraziao?... Que no le pienza dezí al Dotó que ya no ze le empina?... Pero como ze te va a empiná, casho tonto, si no valez ni una miajita azí (señalando la última falange del quinto dedo...)... Habráze vizto un tipo má inútil que ézte? Qué no ze le pone dura!... Ahora, ezo zí, la cabeza bien dura la tié, que al final al dotó ze lo he tenido que dezí yo!

... (En fin)...



Related Posts with Thumbnails