domingo, 27 de febrero de 2011

¿¡Madrid me vive!?

-


En estos días se hacían públicos los datos del último Balance de la Asistencia Sanitaria (año 2.010), poniendo de manifiesto que los habitantes de la Comunidad de Madrid alcanzan a tener la mayor Esperanza de Vida de todo el territorio nacional y una de las más altas en relación con las demás capitales europeas.

Según éstos: la longevidad media del madrileño alcanza a ser de 82,96 años, una cifra que desde el año 2.002 no ha dejado de crecer por encima de la media del Sistema Nacional de Salud.

Coincidiendo con la publicación de éstos datos los médicos de la Comunidad recibíamos la felicitación del Consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, quien manifestaba: "... es algo que se debe al trabajo de los médicos y a la política sanitaria volcada en la excelencia...".

Sin pretender quitar mérito a nadie y anticipando que toda felicitación es agradecida y bienvenida: no creo que en esta Comunidad los médicos practiquemos un tipo de medicina diferente de aquella con la que cuentan en otros lugares del país, y es evidente que tampoco nos valemos de terapias distintas. Tal idea tendría el mismo fundamento que la de entender que el nombre de pila de nuestra Presidenta también contribuye...

Es posible que sí sea una cuestión de facilidad/dificultad de acceso a los medios, diferente en cada zona geográfica del país (a más urbanismo corresponde una mayor cercanía, transporte más rápido a hospitales, acercamiento a los medios diagnósticos y terapias depuradas).

Por increible que resulte, aquellos que fueron tantas veces denostados: el estrés, el tráfico, la contaminación, la comida-basura, el sedentarismo, etc... fueron peajes necesarios, que hubimos de pagar, para conseguir el progreso en el que cimentamos las bases de una mayor longevidad. Y por favor, que nadie se quede en la simplificación del sentido del párrafo, la que llevaría a pensar que constituye una apología de tales formas de vida...


NOTA/P.S.: Los 55 millones de actos médicos que fueron necesarios en la Comunidad de Madrid, a lo largo del año 2.010, nos hablan de una demanda asistencial que se situaría cercana a la necesidad de una consulta bimestral por habitante...



sábado, 26 de febrero de 2011

Por el monte la sardina...

-


-. ¿Se llama Ud. Luis Perez Alonso?
-. Si, en efecto, ese es mi nombre...
-. ¿Tiene 63 años?
-. Eso es...
-. ¡Y UN CÁNCER DE PRÓSTATA COMO UNA CATEDRAL!
-. ...

Esta conversación tenía lugar hace pocos meses en la consulta de un urólogo... Me la contaba esta semana el paciente, ó debería decir la víctima que la sufrió, a la vez que se lamentaba de lo mal que lo estaba pasando desde el fatídico día en que conoció, de tan brutal manera, su diagnóstico.

Se ha discutido mucho sobre la necesidad de mentir o la de decir la verdad a determinados pacientes, tanto que no creo disponer de nada nuevo como para reabrir el debate...

El post de hoy solo pretende ser una invitación a la reflexión respecto de las formas...

Marañon nos hablaba de la "mentira terapéutica"... ¿Existirán las "verdades agravantes"?



Lazo Verde

Por una Sanidad Segura


Un hombre entraba ayer, armado con un hacha, en el Centro de Salud de El Naranjo, un barrio de la localidad madrileña de Fuenlabrada.

Tras herir de gravedad a 3 empleadas del Centro, fue arrestado por la Policía Local...





domingo, 20 de febrero de 2011

También existen, pero más...!



Ayer podíamos ver, entre los reportajes que fueron seleccionados para la confección de Informe Semanal, de tve, uno que fue capaz de despertar mi interés desde el planteamiento del título: "La longevidad en la Sierra de Albarracín"...

Es cierto que existen estudios que ponen de manifiesto la menor frecuencia de enfermedades cardiovasculares en esta zona de Teruel, asi como de numerosos tipos de cánceres... Presumimos que los accidentes de tráfico serán también muy escasos, dada una densidad de población que roza la desertización demográfica:  apenas 5.000 vecinos se reparten en un total de 25 núcleos urbanos... 3 habitantes por cada kilómetro cuadrado... 

En la Sierra de Albarracín la gente no se muere: "... Se apaga en su vejez y de una manera natural, como lo haría un motor que se agota"... Pero las causas de esta mayor longevidad no parecen estar claras, al menos no en mi consideración y respecto de otras comarcas rurales... Y aún lo estarán en una menor medida tras escuchar las razones que nos dan los propios habitantes de la zona, para justificar sus prolongadas permanencias entre nosotros :

Para Ovidia, una abuela de la localidad de Griegos, la respuesta estaría en la alimentación: "... Hemos comido siempre comida natural: las pataticas cogidas de casa, el cerdico (lo que se dice),... pues... mira, las peladuricas y las hierbas del campo. Y luego, pues echábamos el fritico que aquél día era el día del eso... Y el día del mondongo era la fiesta de la familia; el día que matábamos el cerdo era la fiesta de la familia...". El pueblecito de Griegos está situado a 1.600 metros sobre el nivel del mar, por lo que hemos de adivinarlo bajo el manto blanco de la nieve una buena parte del año... La esperanza de vida de sus 143 vecinos censados supera los 91 años; de ellos más del 40% ya pasan -hoy- de los 70 años de edad.

Otros vecinos hablan de sus vidas, amalgamadas de alegrías y penurias, aunque por lo que acaban contándonos no parecen ser unas vidas ni mucho más infelices, ni tampoco sacrificadas, que las que tienen en cualquier otra comarca del interior peninsular.

El restaurador local de muebles, quién estuvo trabajando antaño en Valencia, tiene una explicación basada en la desaturación de los Servicios que, cuando menos, parece original: "... Aquí viene el médico, pides la vez y entras... ¡Y en Valencia tienes que pedir turno y te dan para 4 días después...!"



domingo, 13 de febrero de 2011

40 días de Ley Antitabaco

-
La Ley Antitabaco entró en vigor el pasado día 2 de enero. ¿Qué ha pasado en todo ese tiempo?... ¿Qué he vivido desde mi prisma de médico, de consumidor o el de integrante de una determinada realidad y/o momento social?:

1.- He dejado de fumar. Me lo plantee el pasado día 10 de enero, empujado por invitaciones que provenían de muy diferentes frentes: médico, económico y, como no admitirlo también: por la práctica imposibilidad de hacerlo cuando trabajas en un Centro Sanitario... Con la nueva Ley no bastaría con salir del Centro, era necesario -además- alejarse del mismo, y esto, en el entorno de la brutal presión asistencial a la que nos vemos enfrentados cada día, constituía un imposible.


2.- Conmigo han dejado de fumar un número muy superior de pacientes del que cabría esperar en 40 días: desde principios de año e imagino que animados por circunstancias parecidas a las mías, una veintena de pacientes expresaron su deseo de abandonar el tabaco y la necesidad de mi orientación. ¡Desde aquí les animo a seguir en el empeño de coronar el abandono con éxito!.

Ahora bien, y a pesar de cuanto he expresado hasta el momento, no dejo de pensar que:
3.- El actual no constituía el marco más adecuado para la imposición de  tales restricciones: los establecimientos de hostelería, asfixiados por la crisis, se han resentido de la inoportunidad de una ley que llegó bajo la forma de nuevas e importante mermas en sus -ya de por sí- maltrechos ingresos.

4.- El ejercer la contradicción de prohibir, aumentando los puntos de recaudación y dejando a los usuarios en el desamparo de vérse sólos ante el esfuerzo, o ante el desembolso que supone afrontar la deshabituación, es más propio de un desgobierno -Central ó Autonómico- que de cualquier otra forma de denominar una gestión...


sábado, 12 de febrero de 2011

Radiaciones Vaticanas





El 12 de febrero de 1.931 Radio Vaticana emitía su primer programa, por lo que hoy cumple 80 años de recorrido apostólico. 

La emisora fue un encargo del Papa Pio XI a Guillermo Marconi

Ocho décadas después: Radio Vaticana ya emite en 40 idiomas... Adaptada tecnológicamente a los nuevos tiempos, alcanza los cinco continentes gracias al Centro Emisor que Pío XII mandó construir en 1.957. Desde aquellos tiempos no hizo más que crecer y mejorar, en un intento de hacer llegar su mensaje a un número creciente de lugares y de oyentes. 

Pero celebra su aniversario inmersa en un proceso judicial: los vecinos de los pueblos próximos al Centro (Cesano, entre otros...) acusaron a Radio Vaticana de excederse en el límite de sus emisiones, y la relacionan con las numerosas muertes por Cáncer: el triple que en otras zonas.

Tras años de estudio el Perito de la Fiscalía de Roma les ha dado la razón: dice que en 12 kilómetros a la redonda hay una asociación significativa entre la exposición a las emisiones y el riesgo de muerte por leucemia.



lunes, 7 de febrero de 2011

Parecidos no razonables

-


A pesar de que fueron muchas las ocasiones en que se puso de manifiesto la necesidad de unificar la estética y formatos de los diferentes principios activos EFGs, de manera que resultasen identificables independientemente del fabricante, y a pesar de que nunca se prestó la atención que para el tema solicitaban estos justificadísimos clamores: lo cierto es que cada día vivimos nuevos ejemplos, muestras del despropósito que supone la ausencia de una ordenación en este sentido.

Luis no es sólo uno de mis pacientes octogenarios, es también un ángel para Juana -su esposa- quien mucho más achacosa y dependiente que él, delega la gestión del botiquín familiar en su marido.

Como cada mes Luis vino hoy a la consulta, para proveerse de medicación y enseñarme un informe que "El Especialista" acababa de entregarle, con motivo de su más reciente visita al hospital:
-. Doctor: me han cambiado el medicamento de la Tensión... (Dijo mientras depositaba el cartonaje de "Ramipril Normon")...
-. ¿?
-. Este es el que me tiene que recetar ahora... (A continuación me enseñó el envase de "Alopurinol Normon").

Tras leer el informe, un informe al que su escasa agudeza visual no le permitía acceder, y que probablemente tampoco hubiera entendido...:
-. No, Luis, no le han cambiado nada, debe seguir tomando su pastilla para la Tensión... Lo que hicieron en el hospital fue añadirle un medicamento nuevo para el Ácido Úrico. Recuérdelo Luis: el que las cajas se parezcan no significa que sean para lo mismo...


domingo, 6 de febrero de 2011

El clavo

La historia de hoy me la ha enviado Paloma, una amiga y lectora. 
Le sucedió a su marido, y tal cual me la cuenta os la transcribo...

EL CLAVO
“¡Hay personas que piensan y otras que saben pensar!”


El doctor miró nuevamente las radiografías y sacudiendo la cabeza le aseguró que no había nada ni en su estómago, ni en su intestino que se pareciera a un clavo.
-. Ayer hubiera jurado que me lo tragué, pero hoy no estoy tan seguro.
-. De todas formas haremos también una radiografía del costado por si acaso.

Unos minutos después aparece el médico con otras placas, y un gesto grave:
-. Alfredo, tengo que decirle, que efectivamente se ha tragado usted un clavo. Pero lo tiene usted alojado en el pulmón. Le vamos a hacer de inmediato una broncoscopia para tratar de extraerlo.

Después de la primera broncoscopia el clavo se hundió más abajo. Se fue hasta las bases y Alfredo -muy aficionado al bricolaje- ya se dio cuenta que con aquel instrumento era imposible que se lo extrajesen. 
-. Vamos a volver a intentarlo Alfredo.
-. Sí  pero con eso no lo van a conseguir. Si quieren mañana se lo traigo yo, alargado en unos 4 milímetros, e igual logramos sacarlo.




Después de varias radiografías más y tres broncoscopias el clavo había vuelvo a desplazarse distalmente. Avisaron al cirujano y después de discutir entre ellos tomaron una decisión.
-. Alfredo, creo que vamos a tener que operar. Corre peligro de neumotorax. Le vamos a quitar el trozo de pulmón donde está alojado el clavo, pero no se preocupe porque trás la intervención podrá llevar una vida normal.

Cuando Alfredo escucha esto se pone pálido y empieza a maquinar la manera de solucionar el asunto. Lo dejaron solo con su mujer mientras preparaban todo. Alfredo no podía dejar de darle vueltas a la cabeza
-.Veamos…. si el clavo ha entrado estando en vertical… Oye María, estoy pensando que yo estaba de pie en la escalera, con el clavo en la boca y al mirar hacia arriba fue cuando me tragué el clavo. Digo yo que si entró en vertical… si hago el pino….¿¿??
-. ¡Pero qué dices!  ¿Como te vas a poner a hacer el pino aquí?…¡Un momento! Coméntaselo a los médicos y si a ellos les parece bien…
-. ¡A mi no me quitan un trozo de pulmón!, ¡te digo que si ha entrado, es posible que también salga!
-. Bueno, bueno tu coméntales y a ver que dicen...

Alfredo fue hasta el cuarto en el que estaban reunidos los médicos y les expuso su idea. Ellos estuvieron de acuerdo y le ayudaron a hacer el pino…
-. ¡Que lo noto en la garganta…cogedlo!... Pero el clavo se volvió a deslizar hacia abajo...

Otra radiografía. Y ¡Milagro!. ¡El clavo se había cambiado de pulmón!
-. ¡Vaya, funciona! Si se ha ido al otro pulmón quiere decir que…
-. ¡Vuelva a hacer el pino!
Con los pies para arriba y la cabeza abajo…:
-. ¡Cogedlo que lo noto en la garganta!... y se les vuelve a escapar

Nueva Radiografía:
-. ¡El clavo se ha metido en el estómago!... ¡Salvado, no hay que operar!
Tras intentar su extracción gástrica mediante dos endoscopias, la radiografía mostraba el clavo llegando al intestino. Era la una de la mañana y, ya cansados, quedaba la última consulta médica.
El residente anunció:
-. Bueno Alfredo creo que habrá que esperar a que vaya al baño. Será mejor que se quede ingresado porque hay riesgo de peritonitis.
-. ¡Ni hablar, yo no me quedo ingresado!
Afortunadamente apareció el médico adjunto y estimó que, viviendo en la ciudad, no era necesario que se quedara a dormir en el Centro. Que se fuese a su casa y notando algún problema viniera cuanto antes.
Al día siguiente el clavo, de unos 30 milímetros de longitud, se dignó salir a la luz...

Y  volvieron al hospital. Nada más llegar a Urgencias…
-. Verá yo venía porque me tragué un clavo…
-. ¡Ah! ¡Es usted el del clavo!

Esta historia forma parte del anecdotario del Hospital Donostia de San Sebastián como caso curioso... ¡A veces solo es cuestión de pararse a pensar!



sábado, 5 de febrero de 2011

La del Chichi



Que la consulta es un apéndice en el que se proyectan las realidades, todas las realidades sociales, y que no hay dos consultas iguales: son obviedades sobre las que no vamos a extendernos; aunque conviene remarcar que algunas son muy, pero que muy particulares...

Era la primera vez que veía a esa paciente, la otra tarde, y confieso no tener prisa en repetir la experiencia...: una mujer de mediana edad, cierta cultura y posición social, de las que integran al particular grupo de personas que, aún resultando inconveniente o evidenciando mala educación, hacen de la naturalidad una bandera a la que aferrarse, cual ingrediente básico de una personalidad mal entendida.

-. Buenas tardes, dígame: ¿En qué puedo ayudarle?
-. ¡Ná, aquí estoy otra vez con lo de siempre, con mi Chichi!
-. ¿?
-. ¡Sí, que habré pillado otra vez hongos!... ¡Si es que mi Chichi no me quiere... Con lo que yo le quiero a Él!. ¡Hay que ver lo molesto que es esto de que te pique el Chichi!

Para entender mejor la situación no deben dejar de imaginar mis esfuerzos por no parecer sorprendido, así como mi interés en mantener el tono neutro e impersonal con el que inicié la consulta.

Tras evidenciar, desde la anmnesis, un pasado de frecuentes vaginitis micóticas "demostradas", opto por instaurar directamente un tratamiento:
-. ... Estos óvulos vaginales podrá Ud. usarlos cada noche, o bíen en días alternos, como prefiera; aunque en cualquiera de estos casos deberá agotar el envase.
-. ¡Ah, pues entonces mejor me los pongo todas las noches, de seguido, porque así tengo que estar menos tiempo sin hacer guarrerías, con lo que a mí me gustan!
-. (...)


miércoles, 2 de febrero de 2011

Redactando informes


Dicen que los médicos no saben escribir refiriéndose a su caligrafía, pero hay algunos a los que tampoco se les da bien redactar. Esto es lo que pretende ilustrar este mail, que he recibido hoy y por el que aún estoy desternillándome de risa...




Asunto: Informes hospitalarios que pasarán a la posteridad
Frases sacadas de historiales médicos o de informes reales


-El paciente no tiene historial de suicidios.
-No había experimentado rigores ni espasmos, pero su marido afirma que ayer estaba muy caliente en la cama.
-El paciente rechazó la autopsia.
-El paciente afirma que siente un fuerte dolor en el pene que se
extiende hasta los pies.
-Resbaló en el hielo y sus piernas fueron en direcciones opuestas a
primeros de diciembre.
-Para cuando se le ingresó, su corazón había dejado de latir y se
encontraba mucho mejor.
-Al segundo día, la rodilla estaba mucho mejor y al tercero había
desaparecido completamente.
-El paciente se ha dejado los glóbulos blancos en otro hospital.
-La paciente experimenta dolor en el pecho si se tumba de lado
izquierdo durante un año.
-El paciente está deprimido desde que comenzó a visitarme, en 1983.
-El historial médico del paciente ha sido insignificante, con un
aumento de peso de un kilo durante los últimos tres días.
-La paciente no para de llorar. También parece que está deprimida.
-La paciente dejó el hospital sintiéndose mucho mejor, salvo por sus
dolencias originales.
-Sujeto varón de sesenta y nueve años, decrépito pero de aspecto
sano. Estado mental activo, pero olvidadizo.
-La paciente expiró en el suelo tranquilamente.
-La piel estaba húmeda y seca.
-El bebé salió, se cortó el cordón umbilical y se le entregó al
pediatra, que respiró y lloró de inmediato.
-El examen rectal reveló una tiroides de tamaño normal.
-La paciente tubo gofres para desayunar y anorexia para comer.
-Afirmó que había sufrido estreñimiento durante casi toda su vida,
hasta 1989, cuando se divorció.
-El paciente presenta dolores de cabeza ocasionales, constantes,
infrecuentes.
-El paciente gozaba de buena salud, hasta que su avioneta se quedó
sin combustible y se estrelló.
-El examen de los genitales resultó negativo, excepto por el pie
derecho.
-El paciente vive con su madre, su padre y una tortuga como mascota, que acude a clases de formación profesional tres veces por semana.



martes, 1 de febrero de 2011

Dulce monodosis

-

 
Entró sin prisas, avanzando hacia mí con el paso inseguro de sus tres piernas. Al llegar frente a la mesa se tomó el tiempo necesario para silenciar su jadeo... 

Mientras vaciaba el contenido de su bolsillo me dijo, con gesto grave:
-. ¡Buenas tardes!. ¡Yo solo vengo por recetas!



Related Posts with Thumbnails